Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Chubut y Santa Cruz proyectan una caída del precio del barril criollo

Los presupuestos 2017 de las dos provincias prevén un valor menor al que subsidia hoy el Estado en medio de una pugna por la forma en que se llegará al valor de convergencia

Chubut y Santa Cruz proyectan una caída del precio del barril criollo

Esta semana habrá novedades en la industria petrolera argentina. Días atrás el ministro de Energía y Minería, Juan José Aranguren, aseguró que para lo que resta del año no habrá aumentos de combustibles. Y, además, que en los próximos días se conocerá cómo será la fórmula que le pondrá fin a los precios subsidiados del barril de petróleo interno.

El precio de paridad de importación hoy está alrededor de los u$s 45 u$s 47 el barril y el crudo Medanito (liviano) cotiza u$s 60 (a principios de 2016 estaba en u$s 67 el barril). En el caso de la variedad del crudo Escalante, que es el que se produce en las provincias de Chubut y de Santa Cruz, que comenzó el año con un precio acordado de u$s 54,90 el barril en septiembre tuvo una baja hasta u$s 52,75 lo que representa casi un 4% menos.

La primera batalla de las provincias petroleras fue lograr que el Gobierno no quiera realizar un proceso de shock en el precio de convergencia lo que hubiese significado que el barril de u$s 60 pase al precio del Brent que ayer cerró a 48,24 dólares.

Pero el proceso de ajuste comenzó y lo acordado es que la administración Cambiemos llevará adelante este cruce de precios de manera gradual durante todo el año entrante.

Sabiendo esto, algunos gobernadores optaron por preparar sus presupuestos para 2017 marcando una baja en el valor que tendrá el barril de producción local porque eso impactará de lleno en los ingresos que perciben a través de las regalías.

En particular los que decidieron modificar la expectativa a la baja fueron Mario Das Neves de Chubut y Alicia Kirchner de Santa Cruz, distritos donde se produce petróleo pesado –escalante–.

Ambos distritos plantearon los valores de referencia para el precio de producción local por abajo del actual, siendo que en el caso de la administración Kirchner lo estimó con una baja del 9% pasando de u$s 52,75 actuales a una previsión de un valor promedio de 48 dólares.

Para el caso del presupuesto de Das Neves el gobernador estima una caída mayor, ya que estimó que el valor para 2017 estará en u$s 49, lo que implica una caída de algo más de 7% del valor actual y más de un 11% desde que Aranguren asumió en el Ministerio de Energía.

De todas formas los dos gobernadores no plantean una caída muy importante en el barril criollo del petróleo pesado, ya que la forma de sacar el valor para este tipo de producto –por una cuestión de calidad– es tomar el precio del Brent y restarle u$s 5. De esa manera, o estiman que el valor internacional subirá hasta los u$s 54 ó u$s 55 de los actuales u$s 48, o ya plantean una caída bastante menor a la que hubiesen preferido en la Casa Rosada.

Otro punto que puede ser que estén observando Kirchner y Das Neves es que, como asegura el titular del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut, Jorge Avila, las refinerías están comprando el Escalante a u$s 53 y no a 54,90 dólares.

En paralelo a esto, y a la conferencia de prensa que brindará Aranguren mañana, Das Neves está armando una cumbre con los sindicalistas petroleros para defender el valor interno y para presionar a las empresas con los planes de inversión de cara a 2017.

Según dijo el gobernador chubutense ya tiene confirmado la asistencia de dirigentes sindicales de Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Mendoza y Salta a la cumbre que tendría lugar en Rawson.