Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Chubut rechazó suspensiones petroleras planteadas por las empresas

El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Chubut, Jorge "Loma" Ávila, fue taxativo. Ayer por la mañana le hizo saber al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, en una reunión que mantuvieron en la cartera laboral, que no aceptarán ningún Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC). El líder sindical rechazó así a la propuesta que, según confió a El Cronista, le hizo la estatizada YPF y que busca replicar el acuerdo que firmó la semana pasada el Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, que dirige el senador nacional Guillermo Pereyra, con la Cámara de Empresas de Operaciones Petroleras Especiales (Ceope) –que nuclea a compañías de servicios y contratistas para las operadoras como Halliburton o Schlumberger–. A través del PPC (con vigencia por tres meses con opción a prorrogarse) las partes consensuaron suspensiones subsidiadas y rotativas que alcanzará a unos 2000 trabajadores en Neuquén. Pero la Cámara busca extender el mismo acuerdo en las provincias de Chubut y de Santa Cruz. Y es que las petroleras redujeron sus planes de inversión para este año por la abrupta caída del precio internacional del crudo, y trasladaron sus estimaciones a las empresas de servicios que aportan en la mayoría de los casos el grueso de empleados que trabajan en un yacimiento.
"De ninguna manera vamos a aceptar eso, nosotros ya llegamos a un acuerdo de garantía laboral y la empresa que quiera aplicar ese procedimiento que se vaya de Chubut. Eso es lo que le notificamos ayer al ministro de Trabajo", relató Ávila en diálogo con este diario. Y es que dos días antes de que Neuquén acordara las suspensiones, el sindicalista petrolero junto al gobernador de Chubut, Mario Das Neves, alcanzaban otro acuerdo con las autoridades nacionales que selló un compromiso de no producir despidos por seis meses en la provincia y mantener la paz social, a cambio de que el Gobierno otorgara a las empresas un subsidio de u$s 10 el barril de exportación. Y si bien el desembolso significó un cuarto de los u$s 500 millones que se reclamaba para sostener la actividad en la Cuenca del Golfo San Jorge, en Chubut lo ven como un logro teniendo en cuenta que las expectativas eran más áridas y ahora no están dispuestos a firmar nada más que entiendan afecte a los trabajadores de la zona.