Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
Jueves 4.1.2018
DÓLAR
/
MERVAL

Christine Lagarde: “Las guerras comerciales no dejan vencedores”

En una entrevista con un matutino porteño, la directora del FMI contestó de esa manera, aunque sin nombrarlo, una pregunta sobre la decisión de Donald Trump de cerrar la economía norteamericana. Elogios a la gestión de Macri.

Christine Lagarde: “Las guerras comerciales no dejan vencedores”

Por la positiva. Sin personalizar pero con una posición inequívocamente crítica hacia la política de Donald Trump para cerrar la economía norteamericana, la directora del FMI, Christine Lagarde, dijo que “las guerras comerciales -que el presidente de Estados Unidos elogió como tales- no dejan vencedores”.

En una entrevista con el diario La Nación, en el marco de su visita al país, Lagarde contestó de la siguiente manera una pregunta acerca de si le preocupaba la política de Trump de subir aranceles: “Las guerras comerciales no dejan vencedores. Este ha sido el caso durante las últimas décadas: el desarrollo del comercio ha sido más veloz que el crecimiento económico y generó una gran mejora en la situación de muchos países, sobre todo los más pobres. También creó una mejor condición de vida para la población más pobre en los países ricos. Y generó innovación, a través de la competencia. Provocó beneficios y, por supuesto, algunas heridas en el sentido de que hay regiones y sectores que sufrieron por este incremento del comercio internacional. El efecto generado por la innovación y el comercio debe ser tomado en cuenta para remediar ese daño, pero tratar de reducir el comercio o colocar barreras adicionales no generará ningún ganador”.

Lagarde también se refirió a un aspecto tributario de la posición de Trump sobre el comercio internacional, el cual para algunos analistas está en el fondo de las decisiones del presidente norteamericano: la cuestión de China, en particular su creciente protagonismo en América Latina. Según Lagarde, “el hecho de que China se haya convertido en la segunda economía del mundo ciertamente induce a que busquen sociedades en otros países valiosos para ellos. De modo que cualquier país como los Estados Unidos y Europa puede haber pensado en el pasado que esta región era su territorio y ahora están sorprendidos, porque ya no lo es”.

La directora del Fondo también se refirió, otra vez en términos elogiosos, a la política económica del gobierno de Macri, a cuyos primeros dos años de gestión consideró “asombrosos”. De acuerdo a su visión, “las autoridades económicas han logrado tanto en términos de política monetaria, de la reorganización del gasto público para hacerlo más eficiente, de reducir la presión impositiva, adoptar las reformas que permiten la libre competencia y alentar el desarrollo de talentos. Todo es muy impresionante y coincide con la determinación de la Argentina de restaurar su situación y lograr el regreso del país en el círculo internacional de las naciones, y ha sido exitosa en este sentido”.

La funcionaria fondomonetarista relativizó, además, las preocupaciones autóctonas sobre el endeudamiento argentino: “No hay una exposición masiva a los acreedores externos en bonos en moneda extranjera. La deuda en moneda extranjera con los acreedores privados alcanza a un 35% del PBI, un nivel que francamente no implica una carga demasiado pesada para la economía”.


 


 


 


 


 

-¿Le preocupa la política económica de los Estados Unidos, en particular la decisión del presidente Donald Trump de subir aranceles y lanzar una guerra comercial?

-Las guerras comerciales no dejan vencedores. Este ha sido el caso durante las últimas décadas: el desarrollo del comercio ha sido más veloz que el crecimiento económico y generó una gran mejora en la situación de muchos países, sobre todo los más pobres. También creó una mejor condición de vida para la población más pobre en los países ricos. Y generó innovación, a través de la competencia. Provocó beneficios y, por supuesto, algunas heridas en el sentido de que hay regiones y sectores que sufrieron por este incremento del comercio internacional. El efecto generado por la innovación y el comercio debe ser tomado en cuenta para remediar ese daño, pero tratar de reducir el comercio o colocar barreras adicionales no generará ningún ganador.

 

Más notas de tu interés

Comentarios1

Capullo, ¿pero dejará vencidos?, esto lo debemos analizar con las leyes de la Termodinámica. Como sería el equilibrio del sistema después de la guerra, ¿Más o menos estable?, ¿más o menos probable? ¨rubenardosain.wordpress.com¨