EL EX VICEPRESIDENTE SE PRESENTÓ EN EL JUICIO POR SOBORNOS EN EL SENADO

Chacho Alvarez declaró que tiene certezas de que se pagaron coimas

De la Rúa asumió su defensa y lo interrogó como abogado. Su ex Vice le recriminó apañar y promover a los sospechados. El ex ministro Alberto Flamarique lloró

A doce años de su renuncia a la vicepresidencia Carlos Chacho Alvarez aseguró ayer tener la certeza política absoluta de que se pagaron sobornos en el Senado para aprobar la reforma laboral. Después protagonizó un picante cruce con el ex presidente Fernando De la Rúa. Fue la primera vez en todo este tiempo que ambos ex compañeros de fórmula aliancista se vieron cara a cara, separados por apenas un metro de distancia, luego de que el frapasista abandonara el gobierno. Yo le sugerí que los sospechados debían renunciar y lo que usted hizo fue apañarlos y promoverlos, se despachó Alvarez. Uno de ellos, el principal sospechoso de haber negociado los sobornos, el ex ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, se quebró ayer ante el tribunal. Entre lágrimas, afirmó que el proceso judicial que enfrenta lo castigó para toda la vida. El ex amigo del Vice, a quien le atribuyen la frase para los senadores tengo la Banelco, negó haber pagado los sobornos.


Durante tres horas, Alvarez declaró como testigo en el juicio ante el Tribunal Oral Federal 3 que tiene ocho imputados, entre ellos De la Rúa. El ex titular del Senado en esa época sostuvo la teoría del pago de sobornos bajo sus narices. No tengo pruebas como la plata de la SIDE y otros detalles, afirmó, no obstante, en referencia a la denuncia del arrepentido Mario Pontaquarto.


Luego, el propio De la Rúa pidió interrogar a su ex número dos como un abogado más y parte del juicio. Al iniciar su interrogatorio, el ex mandatario le recordó que: Yo le dije que avanzara en la investigación.


Alvarez no se quedó atrás y, al explicar su renuncia, negó haber tenido una disputa de poder con el radical, como reiteradamente han dicho varios acusados en el proceso. Si yo le hubiera disputado poder me hubiera pasado a la oposición, retrucó el ex Vice. Y añadió: Si me quedaba tenía que decir que no estaba de acuerdo con su actitud y eso sí que hubiera radicalizado la situación. En cambio, me fui de la fuerza y pagué el costo político. También contó que le propuso a De la Rúa que el presidente provisional del Senado, y número tres de la sucesión presidencial, el radical José Genoud, debía dejar el cargo porque, al igual que el entonces titular de la SIDE, Fernando de Santibáñes y el ministro de Trabajo, Alberto Flamarique, estaban sospechados por el escándalo. Nuestra fuerza siempre propuso que debían dar un paso al costado, pero lo que usted hizo fue apañarlos y promoverlos, le recriminó, recordando que los dos primeros retuvieron el puesto y a Flamarique lo designó secretario general de la Presidencia.


Yo le pregunté a Flamarique, pero me dijo que sólo había participado de una negociación técnica y no sabía nada más, reveló el ex Vice.


La audiencia tuvo otro pico de tensión. El ex senador Alberto Tell, uno de los cuatro justicialistas acusados de cobrar las coimas, se retiró luego de que el presidente del tribunal, Gerardo Larrambebere, lo invitara a guardar silencio o salir.

Más de Economía y Política