Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Casanello volvió a procesar a Báez y lo embargó por $ 800 millones

La medida contra el empresario se dio por el ingreso desde Suiza de $ 208 millones. Su hijo Martín y el abogado Jorge Chueco fueron otros procesados por el magistrado federal

Lázaro Báez está detenido desde hace dos meses en el penal de Ezeiza

Lázaro Báez está detenido desde hace dos meses en el penal de Ezeiza

Antes de viajar a Roma como parte de una comitiva de jueces que visitará al Papa Francisco, Sebastián Casanello aceleró el expediente que investiga la ruta del dinero K y dispuso otro procesamiento para Lázaro Báez, esta vez por haber ingresado al país unos u$s 33 millones provenientes de Suiza que terminaron en las cuentas de su empresa Austral Construcciones.

En un fallo de 87 páginas, Casanello incluyó a Báez, detenido en Ezeiza desde hace casi dos meses, y a su hijo Martín por el delito de lavado de activos y les trabó a cada uno un embargo de $ 800 millones. El fallo incluyó el procesamiento del abogado y apoderado de Helvetic Services Group Jorge Chueco –quien fue detenido en Paraguay–; del presidente de Austral Construcciones, Julio Mendoza, y del apoderado de esa firma, Claudio Bustos –todos ellos también embargados, en $ 150 millones y el tercero en $ 15 millones–, y otro reclamo a Suiza para proceder a la extradición de Néstor Ramos, titular de Helvetic.

Casanello, fuertemente cuestionado en las últimas horas, se pronunció así en el marco de la causa por “la ruta del dinero K” en el capítulo que investiga el ingreso de $ 208 millones a la firma Austral a través de Helvetic y que Báez intentó justificar como un aporte para la licitación de la construcción de represas en el sur del país.

El 18 de abril pasado el juez había procesado con prisión preventiva a Báez y a su contador, Daniel Pérez Gadín, y sin prisión preventiva a los hijos de ambos, Martín y Sebastián; al asesor Fabián Rossi; al titular de la financiera SGI, César Fernández, y al jefe de la empresa Top Air, Walter Zanzot. Salvo en el caso de Sebastián Pérez Gadín, todos fueron embargados en $ 100 millones, pero ahora Casanello amplió esos embargos en $ 800 millones para los Báez.

Se trata de un avance de Casanello en la operatoria que había investigado hace tres años el fiscal de instrucción ordinaria José María Campagnoli –lo que, según él, derivó en un frustrado jury en su contra–, y que se reflotó tras la declaración como “arrepentido” del intermediario financiero Leonardo Fariña, a principios de abril.

“A partir del descargo del imputado Fariña, sumado a la conjugación de elementos de prueba que se reunieron en relación con algunas maniobras que se habrían llevado a cabo en el seno de la administración de las firmas Helvetic Services Group SA, SGI Argentina SA y Austral Construcciones SA, se conformó una hipótesis sólida relativa a la ruta de bonos”, señaló Casanello.

“Existen sospechas concretas de que entre el 14/12/12 y el 08/04/13, a través de una posible maniobra de auto-venta o auto-compra de títulos de deuda pública por parte de Helvetic Services Group SA, se reingresó al país una suma aproximada de u$s 33 millones que habrían sido insertados en el mercado local a partir de su depósito en una cuenta bancaria de Austral Construcciones SA en el Banco de la Nación Argentina”, señaló Casanello, quien además detalló que la operación se hizo “a través de nueve cheques por un total de $ 208.840.876, endosados por Jorge Chueco –como apoderado de Helvetic– y depositados por Eduardo Larrea y Claudio Bustos en nombre de Austral Construcciones”. El fallo agregó que “las operatorias consistían en transferencias de dinero procedente de fuentes ilícitas desde SGI Argentina SA a Helvetic Services Group SA”.

La causa que investiga la ruta del dinero K tiene como imputada por decisión del fiscal Guillermo Marijuan a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, al tiempo que entre otros ex funcionarios del kirchnerismo que están siendo investigados se encuentran el ex ministro de Planificación Julio de Vido y el ex titular de la AFIP Ricardo Echegaray.