Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Casanello negó las acusaciones por el supuesto cobro de sobornos

También dijo que jamás se reunió con la ex presidenta Cristina Fernández. Así se desligó por completo de Báez, a quien investiga y detuvo por la causa de la “ruta del dinero K”

El juez federal Sebastián Casanello salió ayer a desmentir las acusaciones en su contra en torno al cobro de una supuesta coima por parte del empresario Lázaro Báez para mantenerlo a salvo de la causa conocida como “ruta del dinero K” e insistió, ante nuevas versiones, en aseverar que “nunca” ni “bajo ninguna circunstancia” se reunió con Cristina Fernández de Kirchner, a la que definió en su texto como “Presidenta”. Casanello realizó la presentación ante el Consejo de la Magistratura y se puso a disposición de la Comisión de Acusación y Disciplina del organismo.
El juez de la causa por lavado de activos donde está preso Lázaro Báez reaccionó así a la difusión de una serie de informaciones periodísticas que tiñen de sombra su actuación en la causa. Casanello tiene previsto resolver en las próximas horas un nuevo procesamiento contra Báez y su hijo Martín, con un millonario embargo, por la operatoria de unos $ 208 millones que Austral Construcciones recibió de Helvetic Services Group. Y la expectativa está fijada en qué resolución adoptará sobre el papel que jugó el ex titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, hoy presidente de la Auditoría General de la Nación.
En tanto, hoy por la noche el juez tiene previsto viajar hacia Roma para participar en el Vaticano de un encuentro de magistrados, encabezados por el presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y se quedaría hasta el 9 de junio para hacer gestiones en Suiza en busca de información para esta causa, viaje que fue autorizado por el máximo tribunal.
La respuesta de Casanello surge ante los dichos del periodista Eduardo Feimann, en el programa “Animales Sueltos” del canal América, quien aseguró que “Casanello le cobró a Báez $ 3 millones para asegurarle impunidad en la causa judicial por la cual está detenido actualmente y se habría comprometido a cerrar la causa antes del 10 de diciembre”. Según dijo Feinmann, “el juzgado federal 7 está infectado de La Cámpora”, y añadió que “el mismo día de la detención de Báez el juez Casanello llamó 40 veces a Santa Cruz” y “mantuvo reuniones con la ex presidenta”.
Casanello definió esos dichos como “falsedades” y negó haber recibido sobornos. “En el tiempo que llevo de juez -más de tres años y medio- siempre consideré a la prensa esencial para el funcionamiento de las instituciones democráticas”, resaltó, pero calificó las afirmaciones de Feinmann como “absolutamente falsas” y dijo que “constituyen una operación calumniosa que busca afectar mi honor e interferir en mi labor como juez”.
El juez insistió en desmentir “categóricamente las alusiones realizadas de modo agraviante e inexacto sobre mi persona”. Y dijo: “Nunca me he reunido con la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner en ninguna circunstancia. Nunca estuve en la Quinta Presidencial de Olivos. Jamás recibí una contraprestación de ninguna especie para que tome una decisión jurisdiccional en uno u otro sentido”.
La situación generó que el viernes pasado un abogado radicara una denuncia contra Casanello por cohecho, que recayó en el juez Sebastián Ramos. Además, Leandro Báez, hijo del empresario detenido, ya había planteado la recusación de Casanello por poner “un techo” a la causa y no avanzar sobre la ex presidenta de la Nación.
La Sala II de la Cámara Federal, que el lunes recibirá a Lázaro Báez en una audiencia personal que el detenido solicitó, deberá resolver si mantiene a Casanello en el expediente. El juez también sufrió fuertes críticas la semana pasada de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien a través de Twitter no sólo se desvinculó de él, sino que también le apuntó por haber sido quien a fines del año pasado sobreseyó al actual presidente Mauricio Macri en la causa por escuchas ilegales.