Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Casanello dictó un nuevo procesamiento contra Lázaro Báez y su hijo Martín

A partir de las declaraciones de Fariña, el juez procesó a Báez por lavado de activos y amplió el embargo a 800 millones de pesos.

Casanello dictó un nuevo procesamiento contra Lázaro Báez y su hijo Martín

El juez Sebastián Casanello procesó nuevamente a Lázaro Báez, esta vez por lavado de activos por 33 millones de dólares y, a su vez, amplió el embargo a 800 millones de pesos.

También procesó a Martín Báez, Jorge Chueco, Julio Mendoza y Claudio Bustos y, además, pidió a Suiza la extradición de Néstor Marcelo Ramos.

Según el magistrado, “se conformó una hipótesis sólida” sobre las supuestas maniobras realizadas mediante bonos para lavar 33 millones de dólores.

En la resolución, Casanello explica que la medida surge a partir de las declaraciones que realizó Leonardo Fariña como arrepentido, sumado además a “la conjugación de elementos de prueba que se reunieron en relación con algunas maniobras que se habrían llevado a cabo en el seno de la administración de las firmas Helvetic Service Group SA, SGI Argentina SA y Austral Construcciones SA”.

En sus declaración, Fariña había asegurado que la empresa Helvetic funcionó como una "sociedad vehículo" para "ocultar los verdaderos titulares de los activos que contienen; en este caso, Lázaro Báez".

El escrito asegura que “existen sospechas concretas” sobre operatorias que “consistían en transferencias de dinero procedente de fuentes ilícitas desde SGI Argentina SA a Helvetic Services Group SA”.

Casanello planteó a su vez que la operación “se realizó a través de un de auto-venta o auto-compra de títulos de deuda pública por parte de Helvetic Services Group SA.”.

De este modo, se habría reingresado al país una suma aproximada de 33 millones de dólares, “insertados en el mercado local a partir de su depósito en una cuenta bancaria de Austral Construcciones S.A. en el Banco de la Nación Argentina, a través de nueve cheques por un total de $208.840.876, endosados por Jorge Chueco –como apoderado de Helvetic- y depositados por Eduardo Larrea y Claudio Bustos en nombre de Austral”, detalló el magistrado.

¿Quiénes son los otros procesados?

Julio Mendoza, presidente de Austral Construcciones, fue uno de los involucrados en las declaraciones de Fariña, quien había mencionado que "el dinero se guardaba en un departamento del barrio de Belgrano perteneciente a Lázaro Báez. Y, ocasionalmente, se guardaba en el departamento de Julio Mendoza en el mismo barrio"

Jorge Chueco, abogado de Báez, también había sido implicado por el arrepentido “como el artífice del armado de sociedades off shore”, entre otras maniobras vinculadas a maniobras de lavado de activos del grupo Baez.

Claudio Bustos, conocido como el “Bochi”, “era el encargado de la inteligencia” de los Báez, otra vez, según el relato del famoso “valijero”.

Por último, Marcelo Ramos, quien se encuentra prófugo de la justicia, es presidente de Helvetic Services Group.