Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Casanello allanó y clausuró el estudio contable de Lázaro Báez

El juez ordenó el cierre de la oficina en la que trabaja César Andrés, contador de la firma Austral Construcciones. El fiscal Marijuan lideró los allanamientos en las propiedades de Báez

Marijuan, Gendarmería y Prefectura de Santa Cruz realizaron los allanamientos

Marijuan, Gendarmería y Prefectura de Santa Cruz realizaron los allanamientos

Por orden del juez Sebastián Casanello y con el fiscal Guillermo Marijuan a la cabeza, efectivos de Gendarmería, Prefectura y la Policía de Seguridad Aeroportuaria llevaron a cabo ayer una serie de allanamientos en propiedades de Lázaro Báez en Santa Cruz, con el objetivo de "recuperar activos" en el marco de la causa que tiene detenido y embargado al empresario por presunto lavado de dinero.

El magistrado federal libró la orden de allanar 37 propiedades a nombre del dueño de Austral Construcciones, para lo cual se desplegó un amplio operativo judicial en la provincia patagónica. Según expresó Casanello, el objetivo de los procedimientos es el "recupero de activos", por lo que se hará un registro de todos los bienes del empresario: de hecho, las medidas fueron disparadas por la última declaración de Leonardo Fariña, en la que brindó datos sobre dónde Báez escondería dinero.

Los allanamientos comenzaron a prepararse en las primeras horas de la mañana y, cerca del mediodía, se activó el operativo con la llegada de Marijuan. Según trascendió, los procedimientos podrían extenderse hasta el sábado, ya que entre las propiedades estarían incluidas las 25 estancias de Báez, que juntas superan las 400.000 hectáreas de extensión. Luego, pasadas las 16, se inició el operativo de forma efectiva en Río Gallegos, con el ingreso a dos propiedades del empresario.

Uno de los allanamientos tuvo lugar en un galpón ubicado sobre la calle Güer Aike casi Avenida Asturias, donde la familia Báez guardaba la flota de vehículos todos de color negro, muchos de alto valor. Allí, peritos de la AFIP custodiados por efectivos de Prefectura realizaron la tasación de los mismos.

El otro fue a la misma hora en un inmueble ubicado en la calle Alfonsín 141, a cargo de Gendarmería y Policía Federal: allí funcionan el estudio jurídico de Roberto Saldivia y las oficinas contables del abogado y contador César Andrés, quienes figuran en los directorios de varias de las empresas de Báez, que tienen domicilio fiscal allí. Anoche, Casanello decidió clausurar esas oficinas clave de la empresa Austral Construcciones.

Tras el comienzo formal del operativo, Marijuan se trasladó en un helicóptero de Prefectura a la localidad de El Calafate y desde allí se dirigió por tierra a las estancias Cruz Aike y La Julia, ubicadas a unos 70 kilómetros de la villa turística. De los allanamientos también participaba personal de la Unidad de Información Financiera (UIF).

Marijuan y Casanello llevan adelante el expediente que investiga la ruta del dinero "K", iniciado a raíz de una investigación del programa Periodismo para Todos, en El Trece. En las últimas semanas fue la causa que más movimiento tuvo en Comodoro Py, especialmente después de que el 8 de abril el financista Fariña declarara en condición de arrepentido e involucrara, entre otros ex funcionarios, a la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner y al ex ministro de Planificación Julio de Vido, ambos imputados por decisión de Marijuan.

Días antes de que se produjeran los dichos iniciales de Fariña, Casanello había ordenado la detención de Báez y de su contador Daniel Pérez Gadín, en ambos casos por ser partícipes del presunto delito de lavado de dinero, al liderar maniobras de desvío de fondos al exterior por unos 55 millones de euros a través de la financiera llamada "La Rosadita", de Federico Elaskar. Pérez Gadín, con su hijo Sebastián, y Martín Báez, hijo de Lázaro, fueron parte de un video en el que se los ve contando miles de dólares supuestamente provenientes del lavado.