U$D

JUEVES 18/04/2019

Cardarelli, del FMI: “Esperamos una baja de las expectativas de inflación”

Junto a Alleyne, el economista que representará al Fondo en Buenos Aires, Cardarelli recibió a El Cronista y a un grupo de periodistas. Admitieron que les preocupa la caída del nivel de actividad y creen que el nuevo plan contra la inflación va por buen camino.

Roberto cardarelli y Trevor Alleyne, del FMI

Roberto cardarelli y Trevor Alleyne, del FMI

A un día de haber llegado a Buenos Aires para hacer la segunda revisión de la economía, dentro del marco del préstamo stand by por u$s 57.100 millones, el italiano Roberto Cardarelli, economista que lidera la misión en Argentina del Fondo Monetario Internacional, y Trevor Alleyne, el jamaiquino designado para representar al organismo en Buenos Aires recibieron a El Cronista, dentro de un grupo de periodistas.

En un diálogo que abarcó la recesión, el dólar, las bandas y las reservas internacionales admitieron que les preocupa la caída del nivel de actividad, que la diferencia con el Gobierno en la previsión de evolución del PBI para el año próximo es por distinta visión del impacto del programa monetario y que evalúan que el inicio del nuevo plan para atacar la inflación está yendo por buen camino.

Esperamos una baja de las expectativas de inflación más contundentes en las próximas semanas”, sostuvo Cardarelli en el inicio de la charla en un hotel porteño, en un sábado lluvioso en Buenos Aires.

Acerca de sus días en el país (van a estar hasta el próximo viernes), dijo que como la aprobación con el Directorio ocurrió sólo dos semanas atrás esta revisión no era para ver si el programa cambió, sino más bien de “discutir con las autoridades cómo es la perspectiva, lo que está pasando, sobre actividad económica y la política monetaria”.

Más preocupado por la definición de la Lazio en el partido contra el Sassuolo que por el resultado del superclásico Boca-River, Cardarelli sostuvo que aún no está discutido con Hacienda sobre cómo se pasarán los dólares del FMI a pesos. Pero para eso hay tiempo; sería recién el año próximo.

Dólar, inflación y programa monetario

Del plan Sandleris de nulo crecimiento de la base monetaria ya vieron “buenos resultados". "Hemos visto una apreciación del peso”, apuntó y resaltó: “Vemos el inicio del declive de las perspectivas de inflación en la última encuesta del Banco Central”.

“El nuevo marco de polìtica monetaria está funcionando en estabilizar. Hay que seguir implementando. Esperamos una baja de las expectativas de inflación más contundentes en las próximas semanas”, agregó.

El lunes, cuando abra el mercado cambiario, el dólar tocará el piso de la banda. El Cronista consultó cómo ven la posibilidad de intervención, a lo que Cardarelli respondió que “el nuevo marco tiene esta cláusula: si se vuelve muy restrictiva y se ve una apreciación, las autoridades pueden comprar, y entonces pueden inyectar relajar la política monetaria”.

En sentido inverso, razonó que “si se deprecia mucho, es un indicador de que la política monetaria es demasiado laxa, entonces tienen la posibilidad de vender dólares reduciendo la cantidad de dòlares en la economía”.

Si bien no mencionó que, tal como dice en el memorándum de entendimiento, no se podrían esterilizar los pesos que se consigan por vender dólares, sí focalizó en que lo que se debe pensar es en el programa monetario concebido como un todo.

“Cuando se empezó con el cero crecimiento de la base monetaria no se tenía una idea muy fuerte de cuán restrictiva era esta política. Es necesario conocer la demanda de dinero, que es muy difícil de prever en todos los países y en la Argentina aún más”, describió.

Y avanzó: “El Banco Central es el que tiene que definir si la política monetaria es la apropiada para lograr lo que el BCRA quiere, que como dijo Guido (Sandleris), la prioridad es la baja de la inflación. Estamos de acuerdo; es muy importante”

Los dólares al Tesoro e impacto en reservas

“El programa tiene un piso de reservas internacionales, que es clásico en los programas del Fondo. Ese piso cambia, depende de los desembolsos del FMI”, explicó Cardarelli ante la mirada atenta de Alleyne.

En ese sentido, dijo que “ los dólares la van a aumentar porque es un apoyo al Tesoro, esto significa que la responsabilidad es con el Tesoro. Los dólares del Tesoro van a depositar en el Banco Central y eso van a aumentar en las reservas".

Un aspecto sobre el que aún, admitió, falta avanzar en las discusiones es sobre cómo se pasarán a pesos los dólares del FMI. “No hemos discutido esto porque no hubo necesidad. Cuando haya necesidad, lo haremos”, respondió Cardarelli en castellano ante la consulta de El Cronista.

“Para nosotros los dólares que puedan van a poder ser utilizados para obligaciones en monedas extranjeras, solamente”, explicitó.

Al igual que el Gobierno, desde el FMI evalúan que no serán necesarios pesos hasta comienzo de 2019. “Cuando lo hagan, hay dos maneras: una es como se hizo en julio, que vendió los dólares al mercado.Y la otra es vendiendo los dólares al Banco Central”, distinguió.

No obstante, señaló que “si venden los dólares al Banco Central, tienen que esterilizarlos para reducir el impacto en la  base monetaria. La preferencia era para evitar sumar presión a la esterilización, pueden recordar el dolor de cabeza de las Lebac, optaron por la primera (en julio)”.

Nivel de actividad

Consultado sobre la caída en la actividad y en la industria, reconoció que “la estabilidad macro tiene un costo”, aunque dijo que esperan sea corto.

No va a durar mucho la recesión, unos dos o tres trimestres. Para el segundo trimestre del año próximo vemos una recuperación con el campo y una reducción en la tasa de interès, a lo que se suma el efecto de la confianza”, proyectó.

En ese sentido, dijo que “el tipo de cambio más competitivo ayudará a la recuperación del campo y a las exportaciones netas”.

No obstante, admitió que “si bien la recuperación va a empezar en el segundo trimestre (del año que viene), el promedio anual va a ser negativo por el efecto del arrastre estadístico. El promedio anual es -1,7%; este número puede asustar”.

Acerca de la diferencia con las previsiones del Gobierno, marcó que no cree que trate de una diferencia de timming. “Hay diferencia de cómo impacta la política monetaria en la parte residual de la economía”, marcó Cardarelli.

El cuarto trimestre va a ser el peor, en el primero ya se inicia a bajar la tasa de interés de manera gradual”, dijo.

Sobre el impacto que las elecciones presidenciales podrían tener en la recuperación económica que esperan sostuvo que “puede introducir volatilidad, pero en el escenario base no va a interrumpir el proceso de recuperación de la economía”. Y remató con una sonrisa: “pero no tenemos la bola de cristal”.

Comentarios1
Eduardo Martinez
Eduardo Martinez 11/11/2018 10:30:53

Melconian es Cavallo y junto con espert son los caballos de troya del Flan B de macri , son la MM........la oligarquia cleptomana al acecho

Más notas de tu interés