Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Caputo, un hombre clave en la salida del default en abril pasado

El hasta ahora secretario de Finanzas fue fundamental en la negociación con los holdouts. Es primo de Nicolás Caputo y tiene una fortuna de casi $ 56 millones

Caputo, un hombre clave en la salida del default en abril pasado

Luis Caputo podrá sentirse satisfecho al final de este año. Pasará de ser secretario a ser ministro de Finanzas y se presume que su rol tendrá más importancia en las decisiones económicas cada vez más atomizadas del Gobierno.
El nuevo ministro es primo hermano de Nicolás –el millonario empresario de la construcción, amigo del presidente Mauricio Macri–, y también egresó del Colegio Cardenal Newman.


Tuvo un papel crucial a principios de este año en la negociación con los holdouts para salir del default, tras 14 años de conflicto. El jefe del Estado le encargó, ni bien asumió, una salida al conflicto con los llamados fondos buitre y Caputo no lo defraudó: entre enero y marzo acercó posiciones con los más intransigentes (como Paul Singer, titular de NML) y convenció de la voluntad de pago de Argentina al mediador Daniel Pollack, designado por el juez neoyorquino Thomas Griesa. Los acuerdos que alcanzó, por u$s 9352 millones, fueron refrendados por amplia mayoría en el Congreso en marzo, en una de las principales victorias legislativas del Gobierno.


Caputo tiene 51 años, lo apodan "Toto", es casado, tiene seis hijos, es fanático de River Plate y se luce como goleador amateur en las categorías superiores del Newman. Además, es socio del Argentino de Tenis y le gusta jugar al rugby.
Se recibió como licenciado en Economía en la Universidad de Buenos Aires (UBA) y también fue profesor de Economía y Finanzas del Posgrado de la Universidad Católica Argentina (UCA). Declaró una fortuna de $ 55.750.000 para fines de 2015, por lo que es uno de los cinco funcionarios más ricos del Gobierno y ahora será uno de los dos reemplazantes de su amigo Alfonso Prat-Gay, con quien trabajó en la banca de inversión JP Morgan entre 1994 y 1998, cuando fue jefe de Trading para América latina.


La experiencia de trabajo en el sector privado con Prat-Gay fue apenas una más para Caputo, que mantuvo una carrera de 30 años vinculada a las finanzas antes de llegar al gabinete. Luego del JP Morgan, siguió como jefe de Trading para América latina y se encargó también de Europa del este en el Deutsche Bank entre 1998 y 2003. Después pasó a ser presidente en la sede argentina de la entidad alemana hasta 2008. Dado su paso por estos bancos, la agencia Bloomberg lo denominó como "ex Wall Street".


Tras su partida del Deutsche Bank creó Axis, una sociedad gerente de Fondos Comunes de Inversión (FCI) a través de la que compró dólares a futuro. Por eso, fue denunciado ante la Justicia acusado de haberse beneficiado con la devaluación de diciembre de 2015.


El designado ministro de Finanzas había sido antes director de la distribuidora eléctrica Norte SA. Algunos de sus objetivos mientras fue secretario eran "intervenir en las relaciones con los organismos financieros internacionales" y "coordinar la administración de la deuda pública", que este año tuvo un fuerte incremento luego del pago a los holdouts. La medida del Gobierno de ascender a Caputo al rango de ministro y desdoblar la cartera de Hacienda y Finanzas fue criticada por algunos analistas, que consideran que, de esta manera, se atomizan aún más las decisiones económicas (ver pág. 8).