Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Capitanich no quiere al partido como "oposición funcional"

En la previa del Congreso del PJ nacional, todos comienzan a opinar; de un lado y el otro de La Grieta justicialista. Mientras el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, admitió estar "preocupado" por un "aggiornamiento" del peronismo que "pretende ser funcional al macrismo, desde una perspectiva de centro derecha neoliberal"; José Manuel de la Sota, desde Brasil, con sus congresales ausentes del próximo debate (ver aparte) usó las redes sociales para sentenciar su postura. En su cuenta de Twitter, el ex gobernador cordobés escribió: "negociaciones febriles entre Cristinistas y KArrepentidos (sic) podrán solucionar su ilegalidad actual, pero no alumbrarán un PJ ganador!".
De la Sota fijó así su postura con respecto al cónclave al que no asistirá, donde se prevé que se iniciará el camino hacia una lista de unidad para evitar la intervención judicial del partido.
"Somos un partido de oposición y nuestra identidad política está en la oposición", sostuvo, marcando la cancha frente a los "moderados", el ex jefe de Gabinete cristinista, en un discurso en el Consejo del PJ de Chaco realizado anteayer en Machagai. "Creo que el sistema político se fortalece cuando el oficialismo gobierna y cuando la oposición articula claramente un mensaje diferenciador, desde el punto de vista cualitativo", agregó Capitanich. El habitual escriba de los documentos partidarios suena como candidato si no hay lista de consenso.
Alineado con la postura kirchnerista, el ex gobernador chaqueño remarcó: "Nos eligieron para ser oposición, no para ser gobierno y los problemas de gobernabilidad son responsabilidad del oficialismo encararlos, como lo hicimos nosotros durante más de 12 años en un contexto nacional e internacional muchas veces adverso".