Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cantidades importadas de bienes de consumo alcanzan sólo 11% del total

En millones de dólares, alcanzan el 13%. Y las importaciones representan apenas el 10% del PBI, por lo que Argentina y Brasil son las economías más cerradas de la región

Cantidades importadas de bienes de consumo alcanzan sólo 11% del total

Las importaciones de bienes de consumo es uno de los rubro que lidera el alza de cantidades en lo que va del año y afecta a los competidores locales de esos bienes, pero sólo alcanzan el 11% de las compras totales desde el exterior, según un informe de la consultora Muñoz y Asociados. Y en millones de dólares, alcanzan el 13% del total, según el Indec.
En tanto, las compras externas tienen una baja participación en el PBI argentino, de sólo el 10%, lo que, a pesar de los reclamos del empresariado, deja a la economía local como una de las más cerradas de la región.
Las cantidades importadas de bienes de consumo crecieron 20,3% en los primeros siete meses del año, detrás de los automóviles (40,2%) y los combustibles (15,8%), aunque tras alzarse 44,6% interanual en mayo se desaceleraron a 8,9% en julio.
Para Muñoz, el repunte no alcanza los máximos niveles logrados en 2011. "El aumento de las importaciones de bienes de consumo no es significativo en términos macroeconómicos dado que esta categoría representa apenas el 11% del total de las compras externas", explicó, pero advirtió que "el aumento sí sea perceptible y afecte a los competidores locales de estos sectores, que además sufren la caída de la demanda interna por la recesión".
Pero la merma en las cantidades de bienes de capital (-4,3%), piezas y accesorios (-26,2%) y bienes intermedios (-9,6%) en julio terminó "acentuando la diferencia con la situación de los Bienes de consumo y los Automóviles", según un informe de la consultora ACM.
La UIA demandó por "el crecimiento de las importaciones, en un contexto global caracterizado por la competencia desleal, la caída de la actividad, las altas tasas de interés, la presión tributaria, la falta de competitividad". Y la CAME, por "la necesidad de protección cuando en el mundo hay excesos de producción de los países desarrollados".
Además, el Frente Renovador, que lidera Sergio Massa, presentará un proyecto de ley para suspender por 120 días las importaciones para "terminar con la importación indiscriminada de productos que destruyen el trabajo PyME".
Sin embargo, Muñoz advirtió que en la comparación de los ratios de importaciones a PBI en América latina, Argentina es junto a Brasil la economía más cerrada de la región. "Son muy pocos los países del mundo en los que las importaciones representan apenas el 10% del PBI como en la Argentina", dijo. "Se explica por nuestros aranceles relativamente elevados y por la gran cantidad de impedimentos oficiales al comercio que se fueron instalando en la era kirchnerista", agregó.
Y explicó que el muy bajo grado de apertura conspira contra las posibilidades de desarrollo, acota las ganancias de eficiencia y productividad, aumenta la concentración de la oferta y condena a los consumidores a pagar sobreprecios.