Canje de deuda: los mayores acreedores celebran el diálogo pero reclaman acción

El grupo Ac Hoc de tenedores de bonos, que posee u$s 16,7 millones de la deuda, expresó su satisfacción por que Argentina aparece dispuesta a acordar. En la misma linea se expresó el Comité de Acreedores (ACC) que lidera Hans Humes, de Greylock Capital.

Dos de los grupos más importantes de acreedores argentinos, encabezados por Blackrock y Greylock Capital, respectivamente, salieron este viernes a celebrar la extensión de las negociaciones con Argentina para arribar a un acuerdo en el canje de deuda extendido ahora de manera oficial hasta el 2 de junio próximo.

Más allá de lamentar el default que en incurrirá este viernes Argentina, por no pagar intereses por u$s 500 millones, los acreedores remarcaron la necesidad que la intención expresada por Argentina vaya más de las palabrar y se transformen en una negociación "de buena fe" y enfocada en resolver las diferencias a fin de cerrar un entendimiento.

El primero en salir durante el día a hablar de la negociacipon fue el Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos, en el que está Blackrock, y que aglutina el 25% del total de la deuda a canjear, por unos u$s 16.700 millones.

Este nuclemamiento, que es asesorado por White & Case LLP,  instó al Gobierno a negociar "de buena fe" para alcanzar un acuerdo en torno a la reestructuración de la deuda, a pesar del default en el que el país incurrirá hoy.

"El Grupo acoge con satisfacción la expresión de Argentina en un intento de trabajar con los acreedores. Pero las acciones hablan más que las palabras", remarcó el grupo Ad Hoc de acreedores en un comunicado difundido esta mañana.

Ademas de a Blackrock, el grupo aglutina a fondos como Ashmore y AlllianceBernstein, entre otros, y hasta hace apenas unos días era el que tenía la posición más dura de rechazo a la oferta del gobierno de Alberto Fernández  sobre todo por el período de gracia a 3 años y el recorte de intereses y capital.

En su comunicado, el grupo liderado por Blackrock recordó que "en varias ocasiones el Grupo ha declarado públicamente que no puede respaldar la actual oferta de canje de Argentina porque, entre otras razones, sus términos requieren que el común de los inversores individuales en fondos mutuos y ETFs, los fondos de pensión, las compañías de seguros y otras organizaciones que tienen bonos argentinos sufran pérdidas desproporcionadas, que no son justificadas ni necesarias"

Y enfatizó que "en un esfuerzo por llegar a un acuerdo, el 15 de mayo, el Grupo presentó a Argentina una propuesta de reestructuración que proporcionaría al país un alivio inicial y significativo de flujo de caja, y que se mantendría consistente con la trayectoria macro-fiscal anunciada por el Gobierno".

Sobre la nueva extensión del plazo para la oferta de canje inicial, y ante el incumplimiento en cancelar los intereses por u$s 500 millones del bono Global, que opera hoy, el Grupo Ac Hoc consideró que "la falta de pago resultará en defaults de las distintas emisiones" de esos títulos.

Pero reforzó que "Argentina ha expresado su intención de conversar con los acreedores durante la próxima semana para tratar de encontrar una solución integral".

"El Grupo celebra que Argentina haya expresado una intención de trabajar con los acreedores. Durante el último mes, Argentina no ha tenido prácticamente ninguna comunicación sustancial con sus acreedores", enfatizó.

En ese contexto, instaron al Gobierno a "participar de discusiones de buena fe ya que consideraron que "el camino hacia una transacción que cuente con el respaldo de los acreedores y que mitigue el impacto del incumplimiento inminente es a través de una discusión directa e inmediata entre las partes".

"Los miembros del Grupo permanecen listos y dispuestos a colaborar de buena fe con el Gobierno, y están comprometidos a encontrar una solución responsable a las dificultades financieras actuales de Argentina que sea consistente con sus responsabilidades fiduciarias ante los millones de personas que les encomendaron invertir en su nombre", completaron.

La postura del grupo Ad Hoc fue seguida por el Comité de Acreedores, que lidera Hans Humes, de Greylock capital. Ambos grupos, además, habían coordinado la contraoferta presentanda el pasado viernes 15 al ministro de Economía, Martín Guzmán 

El ACC, a través de un comunicado, dijo objetar el incumplimiento en el pago de intereses que opera este viernes, aunque reconoció la intención de Argentina de alcanzar una resolución consensuada".

"Este último incumplimiento, de no ser resuelto, junto a los problemas de sostenibilidad de la deuda argentina, impedirán el acceso al mercado internacional de capitales que Argentina necesita para la recuperación de su economía y, por lo tanto, serán perjudiciales para los argentinos", alertaron desde ACC.

El comité destacó haber desempeñado hasta el momento "un rol constructivo para facilitar una reestructuración consensuada", y recordó  que hizo "propuestas alineadas con las de otros grupos, que proporcionarían alivio sustencial a las obligaciones dentro de los limites proyectados de sostenibilidad de la deuda".

"EL ACC reconoce la intención del gobierno argentino de permitir que los inversores continúen contribuyendo a una exitosa reestructuración de la deuda. Y el Comité se mantiene comprometido a alcanzar ese resultado", concluyeron.

Tags relacionados