Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Campanella: “La presión antidemocrática marcó un punto de quiebre”

El director de cine se refirió a la marcha del 1A, analizó las motivaciones de la convocatoria y la lectura que debería hacer el Gobierno

Campanella: “La presión antidemocrática marcó un punto de quiebre”

El cineasta Juan José Campanella declaró que “el mes de marzo fue un punto de quiebre y que la subida de la presión antidemocrática fue tan fuerte que muchos de nosotros sentimos que teníamos que salir”.

“Mi punto de quiebre personal fue la patoteada en el Indec”, señaló esta mañana en declaraciones radiales. Estoy de acuerdo con los paros, huelgas y cualquier tipo de reclamo, pero no con el vandalismo, ni la patoteada”, señaló esta mañana en declaraciones radiales.

“Lo del 24 fue tremendo, eso nos lanzó a la calle con una fuerza terrible. Nos negaron a nosotros la posibilidad de participar. Fue un golpismo abierto, sin sutilezas, los suvenires de helicópteros amarillos, los dichos de Hebe de Bonafini y todo tipo de agresiones”.

El director manifestó que es imposible tratar de comprender los motivos de toda la gente. “Yo quiero vivir en paz. No sé si la democracia está en peligro, lo que si está en peligro y de hecho ya ha sido dañada es la paz social.”

“No me pareció mal que el Gobierno apoye pero no convoque. Lo que si me dolió de muchos dirigentes que valoro y admiro, fue que desalentaron la marcha argumentando que el gobierno no necesita la ayuda de la gente. Me sonó a ´nosotros ganamos, ustedes cállense la boca´. Mi interpretación personal de la marcha es que llenó un vacío que tendría que haber llenado el Gobierno y que espero que de ahora en más lo haga. Esta defensa en el discurso de la democracia, el Gobierno no la hizo. En el último mes, se dejaba agredir sin responder. No hay nadie que canalice nuestra voz, y eso fue lo que nos motivo a salir”, concluyó.