U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Cambios en los alquileres: ahora propondrán que se ajusten por el índice UVA

El Gobierno decidió dar marcha atrás con otra medida apoyada por la Casa Rosada. Mantendrá los tres años de contrato y las comisiones pasarán a ser "honorarios". Las modificaciones se tratarán después del Presupuesto

Cambios en los alquileres: ahora propondrán que se ajusten por el índice UVA

Como sucedió con el aumento del gas en cuotas y la suba de Bienes Personales para el campo, el oficialismo decidió dar marcha atrás con otra medida que también contaba con el apoyo del presidente Mauricio Macri: las modificaciones a la Ley de Alquileres.

Con el fin de encontrar un consenso que baje la escalada entre propios y ajenos, el secretario de Vivienda, Ivan Kerr, decidió citar ayer a buena parte de los interesados para acercar posiciones y encontrar una salida para el proyecto que tiene media sanción del Senado. Del encuentro surgió un nuevo borrador con modificaciones que será tratado con posterioridad al presupuesto en Diputados. El proyecto deberá volver al Senado.

Los aumentos de las rentas se aplicará cada seis meses y sólo utilizará un índice en lugar de dos

Ayer a la tarde se reunieron el diputado Daniel Lipovetzky; el presidente del IVC porteño, Juan Maqueyra; José Rozados (Reporte Inmobiliario); el presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de la Ciudad de Buenos Aires, Armando Pepe; y el presidente de la Cámara Inmobiliaria Argentina (CIA), Alejandro Bennazar, y se consensuaron modificaciones para ambas partes.

Según la Secretaría de Vivienda, se logró un nuevo borrador en donde se "bajan las barreras" de acceso al locatario, otorgando seguridad jurídica al locador y "reconociendo" los derechos de los corredores inmobiliarios al cobro de honorarios por los servicios prestados a los propietarios, y a los inquilinos en el caso que se lo encarguen.

Aunque uno de los puntos en discusión era el plazo del contrato que se extendía de dos a tres años, algo que en las inmobiliarias no lo veían con buenos ojos; las partes reunidas ayer en el despacho de Kerr acordaron seguir con el plazo que la Casa Rosada planteó en el proyecto original y se mantendrá la extensión de tres años.

Pero donde cedió la parte oficial es en la forma de actualización. El proyecto que tiene media sanción establecía que se realizaría con un promedio de índices -variación de precios y salarios del Indec-, pero las inmobiliarias solicitaban que se realice a través de uno solo. En su momento habían propuesto que fuera el Coeficiente de Variación Salarial o el ajuste en la UVA.

Finalmente, el Ejecutivo decidió darle viabilidad a esta modificación y se definió ahora que el ajuste/actualización o la indexación de los valores de los alquileres se realice en base a la variación del índice UVA, algo que por ejemplo había reclamado el ex vicepresidente del Banco Central, Lucas Llach.

Un punto que también generaba muchas diferencias entre las partes era el de las garantías. El proyecto original que envió la Casa Rosada y que cuenta con media sanción del Senado relaja las garantías que debe aceptar el propietario ya que a las ya conocidas admitía las garantías bancarias y los seguros de caución. El nuevo documento consensuado "acordó ampliar las variables de avales y/o garantías a ser presentadas por el inquilino" explicaron fuentes de la Secretaría.

Sin embargo, este cambio, que podría haber estado atado a los depósitos, no se modificaría y quedará como está en el proyecto original, que coincide con lo que ya está siendo aplicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Una vez que se apruebe, se establecerá que el depósito será el equivalente a un mes como tope, y el mismo tope se aplicará al pago por adelantado. Asimismo, las expensas extraordinarias correrán por cuenta del propietario.

Un dato no menor en el negocio general de los alquileres es el de las comisiones. El texto que presentó el presidente Macri en la Quinta de Olivos establecía que las comisiones de las inmobiliarias corrían por cuenta del propietario. El nuevo texto dejará de llamarlas comisiones y pasará a denominarlos "honorarios", también responsabilidad de los propietarios de los inmuebles de hacerle frente al pago.

Otro punto que generaraba mucho malestar entre los propietarios era la obligación de registrar los contratos ante la AFIP. La explicación planteada era que el propietario tendría más herramientas para lograr un desalojo. Ahora no será obligatorio ese registro en la AFIP, pero cualquiera de ambas partes lo podrá hacer en pos de obtener beneficios y certificaciones fiscales.