Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Cambiemos disputará la calle con aval silencioso de la Casa Rosada

El oficialismo decidió que no habrá una convocatoria formal para la marcha de apoyo al Presidente pero tampoco un llamado a desmovilizar. Asistirían diputados nacionales

Cambiemos disputará la calle con aval silencioso de la Casa Rosada

El oficialismo no convocará formalmente a una manifestación en favor del gobierno de Mauricio Macri, pero se mantiene atento a la marcha que los militantes del PRO y de Cambiemos quieren realizar el sábado próximo. El tema fue conversado en reuniones del interbloque Cambiemos en la Cámara de Diputados y consultado con la Casa Rosada, que dio ‘libertad de acción’, según aseguran en el Congreso. Es decir, no habrá cita oficial, pero tampoco una estrategia para desalentar la movilización.

Los legisladores de Cambiemos aseguran no saber cómo ni dónde se gestó la convocatoria, que comenzó a reflejarse en las redes sociales como una marcha en favor de la democracia. A la luz de los mecanismos de funcionamiento de los grupos políticos en Twitter, Facebook y otras redes, parece improbable que la iniciativa haya surgido sin respaldo de al menos un sector del macrismo.

"Nosotros decidimos dejar que la ciudadanía vaya. Que sea un acto ciudadano", señaló en diálogo con El Cronista la diputada Cornelia Schmidt-Liermann (PRO). El interbloque Cambiemos definió que si sus integrantes desean participar de la manifestación, deberán hacerlo "por separado". "No hay convocatoria oficial ni creo que la vaya a haber", señaló la legisladora. Tampoco un llamado a la desmovilización.

Según los mensajes que aparecieron en las redes y que circulan por servicios de mensajería como WhatsApp o Telegram, el encuentro será en Plaza de Mayo el sábado, aunque no está claro aún el horario. "Por la democracia", "cárcel a los golpistas", "tolerancia -10", "vení y hacete escuchar" y "respaldemos a Macri" son algunas de las consignas que se leen en esos grupos.

Sería, de concretarse, un intento de respuesta del macrismo ante la populosa movilización social que ganó las calles durante marzo y que en todas las oportunidades mostró un sesgo antimacrista. Manifestaciones que comenzaron con los docentes, siguieron con las mujeres, la CGT, los organismos de Derechos Humanos, y que cerraron con los docentes nuevamente, en una Marcha Federal Educativa de abultadísima convocatoria.

El tema terminará de analizarse en la reunión del bloque macrista en Diputados mañana, cuando también podría haber repercusiones de las fotos que compartieron varios legisladores macristas a propósito del Día Nacional de la Memoria, el viernes último, y que generó críticas de sectores políticos.

En esas imágenes se ve a los diputados con carteles alusivos a la fecha. Uno de ellos, con el logotipo de Cambiemos, reza "Los DDHH no tienen dueño". Ese fue el mensaje institucional del oficialismo. En esa primera foto aparecen más legisladores que en la otra, en la que los carteles ya no tienen ningún logo ni símbolo partidario y muestran en letras blancas sobre fondo negro dos mensajes que causaron controversia: "Nunca más a los negocios con los DDHH" y "Nunca más a la interrupción del orden democrático".

Así, refiriéndose casi exclusivamente al kirchnerismo y sin mencionar la palabra dictadura o pedir justicia por los detenidos-desaparecidos, fue como Cambiemos eligió pronunciarse el 24 de marzo. Sin embargo, la postura no fue unánime. A la hora de la segunda foto, la de los carteles negros, el presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó, se ausentó, puesto que ya no era un pronunciamiento institucional de su bloque.

Al comparar ambas imágenes, salta a la vista que tampoco participaron de la segunda foto Eduardo Cáceres (San Juan), Anabella Hers Cabral (Ciudad de Buenos Aires), Soledad Martínez (provincia de Buenos Aires) ni Alex Ziegler (Misiones).

La misma decisión tomó Pablo Tonelli, diputado por el PRO y presidente de la comisión de Asuntos Constitucionales. Cuando se alejó del grupo, algunos de sus pares le reclamaron: "Pablo, ¿por qué no salís en la foto?". "Porque no comparto el mensaje", respondió, según cuentan los presentes. Horas más tarde, varios le darían por lo bajo la razón. Los carteles fueron, según admiten en el macrismo, ‘desafortunados’.