U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Calidad de vida: educación, vivienda y salud, así viven los argentinos

El 30% de los argentinos sólo tienen cobertura médica estatal y que el 10% de las viviendas no tienen acceso a agua corriente. Detalle de cómo viven las familias en distintos puntos del país. 

Calidad de vida: educación, vivienda y salud, así viven los argentinos

Tres de cada diez hogares argentinos no tienen acceso a redes de gas y cloacas, mientras que una de cada cuatro personas habitan viviendas construidas con materiales de mala calidad, según datos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) durante la primera mitad de 2018.

El relevamiento, que se difunde semestralmente, abarcó a los habitantes de 31 aglomerados urbanos y a una muestra de 27.735.023 de personas que viven en 9.086.422 hogares. La EPH cruza datos de acceso a servicios públicos, calidad de vivienda, nivel educativo y cobertura médica, entre otras, para estimar el nivel de pobreza estructural que hay en el país.

Servicios públicos

Pese a que la proporción de hogares conectados a la red de agua corriente subió 0,4 puntos porcentuales en seis meses, todavía el 10% de las viviendas no tiene acceso al servicio público.

La proporción de viviendas desconectadas es mayor en las redes de gas (29,2%) y cloacas (29,4%), pese a que se achicó levemente (menos de un punto porcentual) en los seis últimos meses.

El 44,3% de los hogares no tiene acceso a alguno de estos servicios, cifra 0,2 puntos mayor que el registro pasado.

Condiciones habitacionales

Al primer semestre de 2018, el 80,4% de los hogares y el 76,6% de las personas habitan en viviendas cuyos materiales poseen calidad suficiente. En contrapartida, el 19,6% de los hogares habita en viviendas de materiales de calidad insuficiente o parcialmente insuficiente, lo que representa una leve caída con respecto al 20% del segundo semestre de 2017, pero sigue por encima del 19,4% de la mitad final de 2016.

El 2,3% de los hogares cuenta con un promedio de más de tres personas por cuarto, medida a partir de la cual se considera que la vivienda posee hacinamiento crítico, cifra que muestra una mejora de 0,3 puntos (11,5%) con respecto a la encuesta anterior.

En cuanto a las condiciones de saneamiento, el 13,3% dispone de condiciones inadecuadas, una contracción de 0,8 puntos (5,6%) con respecto al 14,1% registrado en la medición anterior. No obstante, la baja sirvió para colocarse apenas por debajo del 13,6% que se había observado en la mitad final de 2016.

El 5,7% de los hogares -donde viven el 7,4% de las personas- no posee baño con descarga de agua, cifra 9,5% menor al 6,3% registrado en la pasada medición. 

Educación

El 36,3% de los hogares cuenta con un clima educativo "bajo" y es la categoría mayoritaria, seguida por el rango "medio" (32%). Apenas el 13,9% de los hogares cuenta con un clima educativo "alto" y el 11% un nivel "muy alto", en tanto que el 6,8% cuenta con un clima "muy bajo".

El 96,4% de la población de entre 4 y 17 años asiste a un establecimiento educativo formal, mientras que el restante 3,6%, no. 

La proporción de los que no asisten cayó un 13% interanual: la franja que presentó la mayor contracción fue la de los niños de 4 años, que pasó de un 13,8% a un 9,4% (-31,9%) en apenas dos semestres. No obstante, el porcentaje de los niños entre 5 y 14 años que no asisten pasó de 1,2% a 1,5% (+25%) en el mismo período

Por su parte, el 8,5% adolescentes entre 15 y 17 no concurre a la escuela, una caída interanual de 6,5% con respecto al 9,1% que representaba este grupo.

El 48,2% de los jóvenes de entre 18 y 24 años asiste a un establecimiento educativo. El 74,3% de esta porción (el 35,8% del total del grupo) concurre al nivel de educación superior/universitario. En cambio, el 51,8% de las personas en esta franja etaria no asiste a ningún establecimiento educativo. El 28,7% de esta porción (el 14,9% del total) no tiene el secundario completo. 

Cobertura médica

El 69,5% de las personas cuenta con algún tipo de cobertura médica más allá del sistema público (obra social, prepaga, mutual y/o servicio de emergencia), mientras que el 30,2% solo posee cobertura médica a través de la red estatal.

Esta última proporción alcanza al 28,8% de las mujeres y al 31,8% de los varones. Por grupo de edad, se observa que el 39,6% de los niños y adolescentes (hasta 17 años) se encuentra en esa situación, mientras que este porcentaje desciende al 2,2% en el grupo de adultos mayores (65 años y más). 

Los hogares donde todos sus miembros cuentan con cobertura de obra social, prepaga, mutual o servicio de emergencia llegan al 66,1% de los casos.

Características del hábitat

El 6,6% de los hogares, donde vive el 7,7% de las personas, habita en una vivienda que se encuentra cerca de basurales (300 metros). Esta cifra aumentó un 4,7% (0,3 p.p.) con respecto a los últimos números de 2017.

En tanto, el 11,2% de las viviendas y el 13% de los habitantes reside en zonas inundables. La cifra se mantiene al mismo nivel que los registros del segundo semestre de 2017, que fueron de 11%.

Tenencia de viviendas

En el 64,8% de los hogares habitan quienes son sus propietarios, tanto de la vivienda como del terreno, cifra que muestra una tendencia a la baja marcada: desde el segundo semestre de 2016, la proporción de propietarios cayó 3,7%. 

Por su parte, el 18,5% de las personas son inquilinas y el 9,1% son considerados "ocupantes" por la EPH. Esta categoría última categoría incluye aquellos ocupantes por pago de impuestos o expensas, los ocupantes gratuitos con permiso y los ocupantes de hecho que no tienen permiso.