Cada vez más pymes vuelven al ruedo, pero el 30% de las que siguen cerradas no recibió la ayuda del ATP

La proporción de pequeñas y medianas empresas cerradas por la cuarentena descendió de 40% a 25% en las últimas tres semanas. No obstante, un 30% de estas firmas, que están sin facturación, afrontan la crisis sin el subsidio a los salarios.

La gradual flexibilización de la cuarentena por el coronavirus en Capital Federal y varios distritos del interior permitió que creciera la proporción de comercios y fábricas que retornan a la actividad, al punto tal que entre el 7 y el 12 de mayo apenas el 25% de las pymes de la Argentina permanecieron totalmente inactivas.

Así lo resalta un relevamiento de Fundación Observatorio Pyme (FOP) a 1629 empresas micro, pequeñas y medianas de todo el país, que abarca a diversos sectores como los comercios, servicios, la industria, la construcción y el agro.

El informe registró que, además del 25% que sigue inactivo, un 57% de las firmas encuestadas se encuentra parcialmente operativas y solo el 18% funciona con normalidad. Esto representa un avance significativo respecto a las cifras del relevamiento realizado entre el 16 y el 20 de abril, cuando estaban cerradas cuatro de cada 10 empresas.

No obstante, hay un 30% de las empresas que se encuentran inactivas que no recibió ninguno de los beneficios del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP) que lanzó el Gobierno para amortiguar el impacto de la crisis en los sectores más afectados.

De esta manera, estas pymes que no facturaron no recibieron los subsidios a los salarios de abril ni tuvieron la posibilidad de postergar el pago de las contribuciones patronales o reducirlas en un 95%.

En promedio, el 59% de las pymes logró ingresar al programa ATP. Pudo acceder el 68% de las medianas, pero entre las microempresas (aquellas de menos de 10 empleados) la penetración es mucho menor: solo fue aprobado el 43% de este segmento.

Los motivos pueden radicar en que no desarrollan una de las actividades consideradas "en estado crítico" por el Gobierno o porque su facturación entre el 12 de marzo y el 12 de abril subió más de un 5% interanual en términos nominales.

Los beneficios de mayo ahora se entregarán en función de los ingresos de abril, mes enteramente abarcado por la cuarentena, por lo que posiblemente haya empresas que puedan ingresar. Todas las pymes interesadas deberán volver a anotarse, hayan recibido la asistencia de abril o no.

 

El subsidio al 50% de los salarios tuvo mayor difusión (52% de acceso) que el de las bonificaciones a las contribuciones patronales (36% de acceso).

"Se observaron importantes diferencias de acceso al instrumento del salario complementario entre los distintos tamaños de empresas. Mientras que entre las empresas medianas alrededor del 60% de ellas logró acceder, entre las microempresas este porcentaje se redujo al 35%", indicó el informe de FOP.

Además, las empresas de los sectores de la construcción y de manufacturas fueron las que tuvieron un mayor acceso al Programa ATP, tanto del componente de reducción de las contribuciones patronales como del salario complementario. 

Tags relacionados

Más de Economía y Política