PARRILLI ASEGURÓ QUE "NO EST N DADAS LAS CONDICIONES" PARA QUE ELLA PARTICIPE

CFK será la primera presidente de la democracia ausente en el traspaso

Ayer negociaron Parrilli, Boudou y De Pedro con De Andreis y Pinedo, pero no hubo acuerdo. Cristina propuso llevar la banda a Macri al Congreso, saludarlo e irse

"La sacaron de la cancha con la cautelar. Rompieron puentes". Así explicaban anoche en la Casa Rosada la decisión de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner de no participar de la ceremonia de traspaso mañana, cuando su sucesor electo, Mauricio Macri, jure en su cargo. El hecho de que el líder del PRO se haya presentado ante la Justicia para pedir una medida cautelar que le impida a la mandataria tomar decisiones después de la medianoche de hoy fue la clave para que la jefa de Estado decida abortar las negociaciones con Cambiemos.


La confirmación llegó ayer de boca del titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Oscar Parrilli, quien estuvo reunido en el Senado con los responsables de la negociación: el vicepresidente Amado Boudou y el secretario General de la Presidencia, Eduardo De Pedro, por el kirchnerismo; y quien ocupará esta última Secretaría, Fernando De Andreis, y el flamante presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, por el macrismo.


Si bien aún resta conocer el fallo de la jueza María Servini de Cubría tras el dictamen del fiscal Jorge Di Lello que señaló que la Presidenta termina su mandato esta medianoche, Parrilli dio por cerrado el tema. "Damos por concluida esta discusión, la Presidenta de la Nación en estas condiciones no va a concurrir al Congreso", informó el titular de la AFI.


Las reuniones entre los cinco funcionarios habían comenzado ayer mismo, durante la mañana. En ese encuentro, los oficialistas llevaron una propuesta de la Presidenta: que Boudou le tome el juramento a la vicepresidenta electa, Gabriela Michetti, para que luego sea esta última quien haga jurar a Macri. Siempre en el Congreso, los atributos de mando (la banda presidencial y el bastón) estarían sobre el estrado durante el juramento del presidente y, justo antes de que Macri dé su discurso, Cristina lo saludaría brevemente para retirarse inmediatamente después del recinto.


Tras algunas horas de reunión, los macristas se fueron del Congreso con la decisión de ir a consultar el tema con su jefe. Sin embargo, la medida cautelar ya había sido solicitada y eso fue lo que terminó dinamitando la posibilidad de que Cristina participe del traspaso. Protagonizará así un hito poco halagüeño para su gestión: será la primera vez desde el retorno de la democracia que el presidente saliente no estará en la ceremonia de traspaso de mando.


Ante el corte abrupto de las negociaciones, anoche en Cambiemos desconocían quién será el que le ponga a Macri la banda presidencial. Una opción que sonó con fuerza fue la del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, a quien la idea no le disgustaba, por lo que esa posibilidad podría avanzar hoy definitivamente. Si no, sería Michetti.


"La Presidenta no puede concurrir doce horas después a hacer entrega de un mandato presidencial, no puede hacer usurpación de título, no es su intención de ninguna manera entorpecer ni ridiculizar el acto institucional", explicó Parrilli, y añadió que "no están dadas las condiciones para que concurra al Congreso para cuando tome juramento el nuevo presidente". Para el titular de la AFI, si Servini valida el dictamen de Di Lello, el país estará "doce horas sin autoridad" por lo que consideró que "entre esto y un golpe de Estado hay muy poca diferencia".
Esa lectura escabrosa fue compartida por De Pedro. "Con esto quieren evitar la presencia de Cristina Fernández de Kirchner en la jura del nuevo presidente. Esto es algo inédito en la historia argentina, la legislación es clara e indica que el presidente asume al momento de la jura. Es evidente que con el pedido al Poder Judicial, lo que está buscando Macri es que Cristina no participe de la ceremonia, entorpeciendo el acto institucional", señaló.


En medio de las discusiones, Macri convocó a través de las redes sociales a acompañar su asunción en la Plaza de Mayo mañana a partir de las 11:30, y pidió a sus militantes llevar "banderas argentinas" porque "tiene que ser una celebración de todos".

Tags relacionados

Más de Economía y Política