Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Buscan contener el enojo de Carrió

En el marco de la discusión por la composición de las listas para las próximas elecciones legislativas, desde el Gobierno buscaron en las últimas horas reducir la tensión generada a raíz de declaraciones de Elisa Carrió que hicieron ruido mediático y que pusieron en riesgo el futuro de la alianza Cambiemos.
Ante la posibilidad de que el intendente de Vicente López Jorge Macri sea el primer candidato a senador por el espacio en la provincia de Buenos Aires, Carrió fue muy crítica con un tiro por elevación. "No voy a decidir en contra de la gobernadora Vidal, pero tampoco voy a avalar delincuentes. Si está en juego la República, arriesgo mi vida", escribió en Twitter.
Durante el fin de semana trascendió que Carrió fue visitada en su casa de Exaltación de la Cruz por los dos hombres fuertes del armado del Gobierno: el jefe de Gabinete Marcos Peña y el vicejefe Mario Quintana. El encuentro se dio en medio de versiones que llegaron a deslizar que el frente electoral con la coalición cívica y el radicalismo podría estar en riesgo. Mario Negri, diputado de la UCR, negó que en el radicalismo se haya discutido esa posibilidad.
En tanto, las acciones de Jorge Macri como candidato crecieron en los últimos días, sobre todo después de la reunión que mantuvo el viernes con su primo, el presidente Mauricio Macri. Desde Vicente López aseguran que "la senaduría" al jefe comunal –que ayer cumplió 52 años– se la prometieron en 2015, cuando tuvo que bajarse de la carrera a gobernador.