Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Burzaco denunció la presencia de ISIS en el país y luego se desdijo

El secretario de Seguridad afirmó que el grupo terrorista formó a argentinos que luego regresaron. Más tarde, el propio funcionario tuvo que relativizar y explicar sus dichos

Burzaco denunció la presencia de ISIS en el país y luego se desdijo

"Mediante un trabajo profundo hemos detectado argentinos que se han formado en ISIS. Y eso es algo que realmente nos preocupa, porque sabemos que han estado en zonas calientes del conflicto, en Siria o el norte de Irak. Hay ciudadanos que han ido y han vuelto, al país o a países vecinos como Uruguay". Así de específico fue el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, al hablar ante el diario misionero Primera Edición. Tanto que, horas más tarde, cuando la propia agencia de noticias estatal Télam magnificó su advertencia sobre la presencia del Estado Islámico (EI) en suelo argentino, el propio funcionario debió salir a minimizarse.

"No se ha detectado la presencia de miembros de ISIS en Argentina, ni de una de sus células", (dijo Burzaco) en función de la posible presencia de miembros del ejército del Estado Islámico en Corrientes", intentó aclarar, sin tanta suerte, un comunicado oficial difundido ayer por el ministerio de Seguridad, que ya cuenta con varios traspiés dialécticos, comandado por Patricia Bullrich.

Un día antes, en una charla con el matutino rondando la siempre sospechosa Triple Frontera, el viceministro había desestimado la presencia de ISIS en Corrientes, información que había surgido semanas atrás desde un agencia rusa. Con la nota aclaratoria de ayer, preparada a partir de las repercusiones, Burzaco ratificó esa parte de sus dichos. Pero evitó profundizar en la eventual presencia de grupos extremistas en las demás provincias.

"En cuanto a sus declaraciones a un medio local durante su visita a Misiones, aclaró que hizo una "apreciación general (en respuesta sobre presencia en Corrientes) y que hizo referencia a esa línea de investigación", se limita a explicar la gacetilla.

Pero, de nuevo, el día anterior, ésta había sido su visión: "Estamos trabajando para evitar ese fenómeno de células dormidas, porque la experiencia nos dice que una o dos personas con pocos recursos pero mucha decisión pueden generar un desastre, como lamentablemente sucedió en Europa o Estados Unidos. Las áreas de inteligencia de las cuatro fuerzas federales y la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) trabajan en ese tema".

Para evitar la autodesmentida, mientras en paralelo se cuidaban de bajarle el tono al alerta, en el ministerio de Seguridad citaban ayer un informe de la cadena norteamericana CNN que comprobaría que kamikases enviados desde Siria a atacar París en 2015 se comunicaron con un teléfono argentino.

"Sabemos que argentinos fueron a la zona de conflicto", sostuvo un funcionario. La cuestión a dilucidar es si regresaron al país. Por lo que, explicaron otras fuentes oficiales, la eventual presencia del Estado Islámico en suelo argentino es "una hipótesis de investigación" que "aún no está descartada en la región". Burzaco fue específico al mencionar al Uruguay.

"Queremos llevar tranquilidad a la ciudadanía, estamos trabajando de manera permanente, intercambiando información con agencias internacionales e incrementando los controles en los aeropuertos y en los pasos fronterizos", culmina el comunicado. Se sabe: a veces, aclarando se oscurece.