Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Bullrich admitió que continúa demorado el protocolo antipiquetes

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, reconoció ayer que el protocolo para regular la protesta social, conocido como "antipiquetes", continúa demorado, aunque aseguró que la Nación, las provincias y la Ciudad avanzarán en su implementación. "Aún no se ha dictado la resolución porque la segunda reunión del Consejo de Seguridad Interior se realiza ahora, el 8 y 9 de junio", explicó la funcionaria.
"El protocolo es de protección y no antipiquetes. Nosotros no estamos contra la protesta sino contra la posibilidad de que la protesta impida la vida cotidiana de otros argentinos, lo que buscamos es un orden", definió Bullrich en diálogo con el programa Toma y Daca, por Radio del Plata. La ministra detalló además que, en medio del debate por el protocolo para regular las protestas, "se transfirió la Policía a la Ciudad de Buenos Aires" que, según su parecer "es la que más sufre porque tiene que poner más fuerzas de seguridad durante todo el día, dejando a los barrios sin gente, por la cantidad de marchas que hay"; mientras que el Ministerio de Seguridad de la Nación "tiene jurisdicción sólo en los espacios federales, como algunas autopistas o ciertos puentes".
En ese marco, la funcionaria aseguró que la cuestión "se está ordenando" y pidió: "Lo que tiene que quedar claro es que nosotros queremos que, al finalizar nuestra gestión, podamos decir que la forma de protestar no es cortando la calle".
Además, la ministra apoyó la creación de gremios para las fuerzas de seguridad. "Concuerdo con la sindicalización de las fuerzas de seguridad. Pero sin derecho a huelga", explicó. Y remarcó que durante su gestión como diputada, presentó "varios proyectos a favor de la sindicalización".
Además, la ministra reconoció que 77 gendarmes que habían sido exonerados por el conflicto de 2012, "han vuelto a sus puestos". "Nosotros creemos que está bien", subrayó.
Por otra parte, Bullrich destacó que desde que el Gobierno implementó la normativa que permite derribar aviones no identificados, "el tránsito aéreo ilegal bajó 60%". En ese marco, contó que la Fuerza Aérea actuó tres veces amparada en esa normativa. Según relató la ministra, en dos oportunidades los aviones volvieron al país de origen y en una tercera, la nave aterrizó pero no transportaba cargamento ilegal.
Bullrich evaluó que "los argentinos se sienten más seguros porque hay un Presidente que enfocó el tema con preocupación" y afirmó que el presidente Mauricio Macri decidió que la inseguridad sea "uno de los temas de máxima preocupación" y les pidió a sus funcionarios enfocarse "con todas las fuerzas" en el tema.