Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Bullrich: "No negocio con Pérez Corradi; si quiere que se entregue, si no lo buscaremos"

La ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, descartó la posibilidad de negociar la entrega del prófugo Ibar Esteban Pérez Corradi, acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez, y consideró como "un aprendizaje" el proceso de recaptura de los evadidos del penal de General Alvear.
"No negocio con ellos. Las cosas son claras. Si quiere, que se entregue y si no nosotros lo seguiremos buscando todos los días, como a los otros prófugos", resaltó Bullrich. La funcionaria advirtió que "lo que piden los abogados de Pérez Corradi es una obviedad".
"Las garantías no las da el gobierno sino la Justicia, el gobierno sólo debe recapturar a los prófugos", afirmó la ministra. Ibar Pérez Corradi es el financista acusado de ser el autor intelectual del triple crimen de General Rodríguez y de mantener negocios ilegales con los evadidos del penal de General Alvear, recapturados el último fin de semana. Hace cuatro años que está prófugo y en las últimas horas sus abogados iniciaron contactos con el Gobierno nacional y la Justicia en pos de su entrega. Su abogado, Carlos Broitman, aseguró que no están "negociando nada" con el Gobierno y que sólo quieren "preservar su vida y un juicio imparcial y justo". "Tuve una comunicación con Pérez Corradi y quedó muy impactado con el mensaje de la ministra de que no iba a negociar", señaló Broitman en diálogo con radio Mitre.
El proceso de captura de los Lanatta y Víctor Schillaci, Bullrich lo consideró como un "gran e importante aprendizaje" debido a los obstáculos que debieron sortearse en esa tarea. "Pensábamos que todo el sistema trabajaba ordenadamente y jugaba en el mismo equipo, pero de pronto nos encontramos con pistas falsas", señaló.