Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Buitres: Fábrega defiende el acuerdo y revela por primera vez que su plan para pactar fue frustrado por Kicillof

El ex titular del Banco Central confesó lo que era un secreto a voces: que su propuesta para que un grupo de bancos le comprara la deuda a los holdouts fracasó por la intervención del ex ministro de Economía de Cristina Fernández.

Buitres: Fábrega defiende el acuerdo y revela por primera vez que su plan para pactar fue frustrado por Kicillof

"Apareció Kicillof...”, fue la frase que usaron los medios especializados para explicar porqué se había caído el plan diseñado por el ex presidente del Banco Central, Juan Carlos Fábrega, que consistía en que un grupo de bancos comprara la deuda que la Argentina tenía con los bonistas que no habían entrado a los canjes y luego ganarían la batalla judicial en el juzgado de Thomas Griesa para mandar al país al default técnico.

En una entrevista con el portal Infobae , Fábrega blanqueó lo que nunca había admitido, con la misma frase: “Apareció Kicillof (entonces ministro de Economía) y les dijo a los bancos que sólo les reconocería el valor del canje de 2005, por lo que debían asumir una pérdida enorme. Era imposible cerrar la operación en esas condiciones y finalmente entramos en default técnico".

"Cuando fracasó la negociación le presenté la renuncia a Cristina, no quería seguir. Ella me dijo que no era el momento y recién me fui a fines de septiembre, pero fue un error haber esperado", dijo en la entrevista.

En la nota el ex titular de la autoridad monetaria, que duró en el cargo menos de un año en 2014, recordó que "ante la negativa de la Corte Suprema norteamericana de tratar el caso nos enfrentábamos con una situación muy complicada. Tenía la instrucción de la Jefatura de Gabinete para encontrar una solución y llegamos a un acuerdo para que los bancos privados nacionales les compraran la deuda a los buitres que habían ganado el juicio. Eran u$s 1.650 millones –recuerda– pero tenían que poner u$s 200 millones inmediatamente".


Según Fábrega, "tenía razón Kicillof en que el gobierno no podía mejorar la propuesta a los holdouts por la cláusula RUFO. Pero esto era un acuerdo entre privados. Si se hubiera arreglado, habríamos no sólo evitado el default, por lo que los bonistas que entraron en los canjes habrían seguido cobrando".

"Después se hizo todo muy difícil. Nos quedamos sin posibilidad de conseguir financiamiento externo y el déficit fiscal era creciente. Por eso fue necesario luego recurrir al Banco Central, donde yo venía llevando una tarea de restricción monetaria que fue imposible continuar", dice Fábrega y agrega que "tuvimos un país complejo, porque se profundizó el cepo cambiario, las reservas quedaron impactadas severamente y hubo menos inversiones. Se perdió una oportunidad. Si hubiéramos arreglado, se ganaba tiempo hasta el 2015 y Argentina recuperaba el acceso a los mercados financieros".

- ¿Defiende ahora el acuerdo que el Gobierno quiere alcanzar con los holdouts?, le pregunta InfobaeTV.

- No van a bajar las tasas de la noche a la mañana para la Argentina. Pero desactiva un default que nos hizo mucho daño. Es el camino para que aparezcan inversiones genuinas, facilitar la importación de bienes de capital para la industria y recuperar reservas. Tomar deuda afuera ayuda pero no es la panacea y hay que controlar el ingreso de capitales golondrina.