Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Buenos Aires quiere que se incrementen un 50% los fondos que recibe de Nación

Según el ministro de Economía, Hernán Lacunza, la provincia percibe un peso por cada dos que aporta. “La intención es que reciba $ 1,5”, afirmó. Habló de la “herencia delicada” que dejó Daniel Scioli y del bono con el que pagaran la deuda con proveedores. Prometió que este año no aumentarán impuestos.

Buenos Aires quiere que se incrementen un 50% los fondos que recibe de Nación

El ministro de Economía de la provincia de Buenos Aires, Hernán Lacunza, reveló que el objetivo al que apunta el gobierno de María Eugenia Vidal en el marco del reabierto debate por la coparticipación es lograr un aumento del 50% en los fondos que la provincia recibe de Nación.

“La provincia aporta un 36%” de los fondos coparticipables “y recibe un 18%”, apuntó Lacunza esta mañana en diálogo con el programa Mañanas Argentinas de Radio El Mundo. Y resumió: “Recibe un peso por cada dos que aporta, la intención es que reciba $ 1,5 por cada $ 2 que aporta”.

Ante una pregunta específica, confirmó que una de las “alternativas” que están evaluando junto a los ministros nacionales de Interior, Rogelio Frigerio, y Hacienda, Alfonso Prat Gay, en “esta mesa de debate de coparticipación” que se creó desde la semana pasada podría ser la reactivación del fondo de reparación histórica para Buenos Aires.

Lacunza lamentó que en Buenos Aires recibieron “una herencia muy delicada, muy estresada en términos financieros y económicos, sin recursos y con un déficit de gestión muy importante, sobre todo social y de infraestructura”. Y describió: “No hubo una buena gestión económica, no hubo recursos, no hubo fondos, se dejó de lado la política de largo plazo, en el día a día se recaudaba para pagar sueldos y aún así no era suficiente”.

Puntualizó que “la deuda total de la provincial son $ 120.000 millones más unos $ 60.000 millones que están semiregistrados con deuda intra-sector público de la que también hay que hacerse cargo” y que “en su mayor parte” de trata de bonos pero también hay “otra parte que no está registrada, como 12 meses que se le debían al Congreso”.

“Con proveedores, lo que tenemos registrado, aunque todos los días aparecen muertos en el placard, son 8.000 millones”, agregó. Sobre esa deuda, señaló que esta semana empezarán a cancelarla con un bono que entregarán a esos proveedores y del que promoción: “Tiene condiciones que lo hacen atractivo: podrán liquidarlo en bancos y el que tenga necesidad de liquidez podrá liquidarlo bastante rápido”.

Reiteró además que no prevén aumentos impositivos para lo que resta del año. “Lo único que hicimos fue una actualización por la inflación del año pasado del inmobiliario, en promedio un 26%, y del automotor, y no hay previsto ningún aumento nuevo porque la presión impositiva en la provincia, sumada a los municipios, está en un récord histórico”.

Y concluyó: “Estamos trabajando desde hace 80 días para normalizar la situación. Hemos podido sacar la cabeza de abajo del agua, no sobra nada, pero hemos podido estirar un poco el horizonte y salir del día a día que teníamos en diciembre del año pasado”.