Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Buenos Aires, Mendoza y Neuquén alistan bonos para salir al mercado internacional de deuda

Las tres provincias, que reclamaron al Gobierno asistencia financiera para pagar salarios y a los proveedores, recibieron esa opción del presidente Mauricio Macri para hacerse de fondos.

Buenos Aires, Mendoza y Neuquén alistan bonos para salir al mercado internacional de deuda

Las provincias de Buenos Aires,  Mendoza y Neuquén saldrán entre este mes y marzo al mercado  de capitales para colocar deuda en dólares, con lo que inyectarán  divisas al Banco Central y se harán de pesos para salir de la  emergencia financiera. 
   
Esa fue la opción que le dio el presidente Mauricio Macri a los  gobernadores, quienes le pidieron recientemente al ministro de  Interior, Rogelio Frigerio, asistencia financiera para pagar  salarios y a los proveedores, con el objetivo de reactivar las  provincias. 
   
La gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal ordenó a su  ministro de Economía, Hernán Lacunza, que salga a colocar una  primera emisión de 500 millones de dólares este mes y otra en  marzo o abril, como parte de los 60.000 millones de pesos  autorizados por la Legislatura provincial. 
   
La gestión bonaerense ya tiene avanzada la ingeniería  financiera con un consorcio de bancos integrado por el Citibank,  JP Morgan y HSBC: esta primera colocación será clave para testear la performance de la provincia y también se leerán señales hacia  el país, tras el cambio de paradigma económico. 
   
El objetivo de Vidal -pero por sobre todo del Gobierno  nacional- es lograr una tasa de entre el 9 y el 9,5 por ciento  anual, sensiblemente inferior al 13 o 14 por ciento que le pedían  a la gestión bonaerense anterior.  
   
El mandatario mendocino, Alfredo Cornejo, tiene avanzado su  plan de endeudamiento por 300 millones de dólares: la idea  consiste en colocar un bono nacional y otro internacional, entre una y dos letras con vencimiento en 2016 y la suscripción de al  menos un préstamo bancario.
   
El multifinanciamiento que requerirá Cornejo viene siendo  trabajado ya desde noviembre, cuando el ahora gobernador se  disponía a tomar el mando del Ejecutivo provincial de manos del  pejotista Francisco ‘Paco‘ Pérez, al que luego acusó de dejar una  provincia quebrada. 
   
En paralelo, Cornejo busca la renegociación de una millonaria  deuda de 2015 con el Banco Nación y analiza la cancelación  anticipada de las obligaciones con el Credit Suisse o de uno de  los tres bonos Link de la gestión anterior, para mejorar la imagen  de Mendoza ante el mercado de capitales. 
   
Según dijo el ministro de Hacienda mendocino, Martín Kerchner,  la gestión de Cornejo necesitará este año unos 16.500 millones de  pesos extra, teniendo en cuenta los 4.000 millones de vencimientos  de deuda, 5.000 millones del déficit fiscal y 5.000 millones a  pagar a los proveedores.
   
Y necesitan también otros 2.500 millones para destrabar el  funcionamiento del fondo unificado que concentra los saldos de  1.800 cuentas bancarias del Estado provincial y cuyo rojo global dificulta la emisión de cheques a organismos autárquicos y  descentralizados.
   
El gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, también analiza junto  a su equipo económico la posibilidad de salir al mercado de  capitales, aunque cuenta con oxigeno disponible debido a los 500  millones de pesos que le adelantó Macri en concepto de la coparticipación federal de impuestos.

FUENTE: Agencias Buenos Aires