Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Brecha digital y empleos, los desafíos para el cambio tecnológico en la región

El Banco Mundial presentó el informe "Dividendos Digitales". Participaron Marcos Peña y los ministros Andrés Ibarra y Lino Barañao.

Fernando Gonzalez (El Cronista), Lino Barañao, Julia Pomares (Cippec), Martín Migoya (Globant) y Andrés Ibarra, en la conferencia dle Banco Mundial.

Fernando Gonzalez (El Cronista), Lino Barañao, Julia Pomares (Cippec), Martín Migoya (Globant) y Andrés Ibarra, en la conferencia dle Banco Mundial.

“Sólo un 40% de los chicos que hoy ingresan al sistema educativo en Argentina tendrán la posibilidad de conseguir empleo en un tipo de ocupación que ya existe”, a raíz de los cambios tecnológicos que impactan en el mercado laboral.

La sensible conclusión está contenida el informe presentado hoy por el Banco Mundial sobre “Dividendos Digitales”, con el objetivo de aumentar los beneficios de la utilización de la tecnología, que no han crecido en la misma medida en que lo ha hecho el desarrollo de las nuevas herramientas digitales.

El trabajo fue presentado en Buenos Aires mediante una conferencia en el Malba, con fuerte presencia de autoridades nacionales. La apertura estuvo a cargo del jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el director del BM para Argentina, Paraguay y Uruguay, Jesko Hentschel. También estuvieron el ministro de Modernización, Andrés Ibarra, y el de Ciencia, Tecnología e Innovación, Lino Barañao.

Cómo enfrentar la amenaza de la sustitución de empleos humanos por recursos tecnológicos, achicar la brecha digital, cómo adecuar los planes educativos para generar más oportunidades y habilidades y cómo lograr que las empresas y gobierno obtengan mayores beneficios por el aprovechamiento de la era digital fueron los temas más importantes que abarcaron la charla.

“El trabajo rutinario es el más susceptible a ser suplantado por un algoritmo”, explicó  Indhira Santos, economista senior del BM, quien presentó el informe junto a otro economista del organismo, Marc Schiffbauer.

Según Santos, el desafío que se debe afrontar es aumentar las habilidades de ese segmento de la población, para garantizar su futuro laboral, al igual que con aquellas profesiones u oficios no rutinarios –en particular los vinculados a servicios personales- pero que no están asociados a la tecnología. “Son sectores clave para las clases medias”, agregó.

Nuevos paradigmas

“Tenemos que cambiar el paradigma en educación de apuntar a acumular información, que ya está disponible hoy en día en Google, a desarrollar pensamiento crítico y habilidades para manejar esa información”, evaluó Barañao, al hablar luego en un panel que compartió con Ibarra, el CEO de Globant, Martín Migoya, la directora ejecutiva de Cippec, Julia Pomares y el especialista Santiago Siri (desde Silicon Valley), fundador de Democracy.earth. El panel fue moderado por Fernando Gonzalez, director periodístico de El Cronista.

Por su lado, Migoya planetó una visión optimista sobre el impacto de las empresas de tecnología en el desarrollo, al sostener que su desarrollo crea los empleos del futuro y mayor actividad económica.

“Hay una oportunidad histórica de cambiar el perfil y trabajar en la inclusión digital y la innovación”, remarcó el ministro Ibarra, quien destacó que “el Gobierno abierto es el corazón de la política” de modernización del gobierno de Macri.

Pomares, por su parte, encendió una luz de alerta al destacar la baja digitalización y gobierno electrónico a nivel de administraciones locales, especialmente de municipios, lo cual sería una ayuda clave para el ciudadano. Ibarra aseguró que está en los planes oficiales ayudar a cambiar esa situación y resaltó que dentro del Estado “hay muchas capacidades” que se liberarán si “nos desencepamos (nos sacamos el cepo)”, si “con las nuevas tecnologías apoyamos esas habilidades”.

En su mensaje en la apertura del encuentro, Marcos Peña planetó también una promesa oficial: "Quiero dejarles dos mensajes -dijo-. Primero, que es prioridad para este Gobierno asegurar el acceso universal a la banda ancha", segundo que "las tecnologías nos llevan a repensar la relación de los ciudadanos con la política. Hay que romper la verticalidad y generar una conversación más horizontal".