Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Brasil propone flexibilizar el Mercosur para avanzar en acuerdos bilaterales

El funcionario dijo que el objetivo es que los países puedan hacer tratados de libre comercio. La Argentina defendió negociaciones con terceros mercados pero como bloque.

El canciller José Serra se reunió con su par local Susana Malcorra y el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay

El canciller José Serra se reunió con su par local Susana Malcorra y el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay

En una clara devolución de favores al gobierno de Mauricio Macri, por el apoyo recibido ni bien asumió, el flamante presidente brasileño, Michel Temer, envió a su canciller José Serra de visita a la Argentina para relanzar las relaciones políticas y económicas con el principal socio comercial. Tras un día cargado de reuniones con el Presidente, su par local, Susana Malcorra, y el ministro de Economía, Alfonso Prat-Gay, ambos gobiernos del Mercosur firmaron un Memorándum de Entendimiento para crear un mecanismo de coordinación política bilateral y coincidieron en la necesidad de diseñar estrategias para agilizar el deprimido comercio bilateral, que en 2015 alcanzó los u$s 23.083 millones, un 42% menor que en 2011.

A su vez, Brasil impulsa la creación de mecanismos para flexibilizar el Mercosur y que los países miembros puedan avanzar en acuerdos de libre comercio, por ejemplo, con los países de la Alianza del Pacífico.

En una conferencia de prensa que ofreció por la tarde en la residencia del embajador –al término de su encuentro con Macri– Serra confirmó que dialogó con el gobierno argentino al respecto y esta idea "tuvo una buena recepción". "Yo creo que la negociación se va a encaminar en este sentido", aclaró el canciller, líder del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Al ser una unión aduanera, el Mercosur impide a sus socios realizar un acuerdo de libre comercio con terceros países. Las negociaciones deben hacerse en bloque, como está ocurriendo con la Unión Europea. Hoy los países tienen acuerdos bilaterales con otros mercados pero se enmarcan en acuerdos marco sellados entre ese país y el Mercosur. Es el caso de México o Colombia con Brasil, que se firmó bajo el paraguas del convenio entre el Mercosur y la Comunidad Andina de Naciones (CAN). De otro modo, los intentos que tuvieron algunos miembros por avanzar en acuerdos de libre comercio con terceros países no fueron exitosos. Es el caso de Uruguay, cuando buscó avanzar en un TLC con Estados Unidos.

Pese a las declaraciones de Serra, que se alinean con su histórica oposición al Mercosur y dan cuenta de su interés por convertir al Mercosur en una zona de libre comercio, Malcorra emitió un comunicado –el segundo del día vinculado con la visita de su par brasileño–en el que recordó "los principios y valores compartidos que dan sustento a la integración regional en el Mercosur" y reafirmó la voluntad de la Argentina de "continuar trabajando en este ámbito para dar cumplimiento a los compromisos asumidos, desarrollar una agenda común hacia el interior del bloque y llevar adelante negociaciones conjuntas con terceros países y grupos de países".

Además, la funcionaria consideró necesario "perfeccionar el Mercosur para darle mayor dinamismo a su relacionamiento externo, tanto a nivel regional como extra-regional, particu larmente en el contexto de la negociación con la UE y otros procesos negociadores en curso".

El memorándum para tener una coordinación política bilateral constituye el marco legal necesario para dar seguimiento a proyectos e iniciativas de ambos países en materia de ciencia y tecnología, infraestructura, energía y defensa, entre otros sectores considerados estratégicos por los países.

A dos semanas de haberse convertido en el canciller de Temer, Serra eligió la Argentina como primer destino para relanzar las relaciones a partir del cambio político-institucional registrado en su país. Macri fue el primer presidente que legitimó el nuevo gobierno, tras la suspensión por 180 días de Dilma Rousseff. En agradecimiento, el canciller eligió este país, y lo mismo hará Temer cuando comience con sus viajes por el exterior. Serra confirmó que la Argentina será el primer país que visitará su presidente.

El capítulo comercial será de gran importancia en esta nueva etapa, ya que el éxito de la gestión de Serra será la de buscar nuevos mercados de exportación para los productos brasileños. Que Brasil retome la senda de crecimiento dependerá de las medidas que tome el nuevo gobierno y de la legitimidad popular que tenga. "La crisis política no terminó. Estamos en una nueva etapa. Este gobierno tiene legitimidad porque lo hizo bajo el impeachment, pero hay que ver si puede lograr la aprobación del paquete de reformas fiscales en el Congreso", afirmó el economista de Abeceb, Dante Sica. Según su visión, esas medidas podrían mejorar la situación económica entre fin de este año y el 2017.

La preocupación de los empresarios argentinos radica justamente en la necesidad que tiene Brasil de colocar sus excedentes de producción. Incluso, en lo que va del año crecieron mucho más las importaciones brasileñas que las ventas argentinas a ese país.