U$D

MARTES 11/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Boudou: sin número para pedir el juicio político, la oposición busca llevar el debate al recinto

Los diputados del arco opositor pretenden mantener el tema en la vidriera política. Pedirán explicaciones a Capitanich cuando este miércoles realice su informe mensual

Con las manos atadas por el kirchnerismo para avanzar en el pedido de juicio político contra el vicepresidente Amado Boudou, la oposición buscará esta semana la manera de llevar el debate al recinto de la Cámara baja con el objetivo de mantenerlo en la vidriera política y evitar que se diluya el impacto por la citación a indagatoria que le ordenó el juez federal Ariel Lijo en la causa Ciccone Calcográfica.
Una opción es solicitar la convocatoria a una sesión especial, como ya lo hicieron para discutir la modificación del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias. Si bien el arco opositor carece del número necesario para lograr el quórum, se busca poner en evidencia la protección oficial hacia el cuestionado Vicepresidente, investigado por delitos en el ejercicio de la función pública relacionados con la adquisición irregular de la imprenta Ciccone. La otra posibilidad que se evalúa es pedir una cuestión de privilegio para atender de inmediato el tema.
Varios diputados, encabezados por Patricia Bullrich y Laura Alonso –las mismas que el jueves pasado alertaron sobre una posible maniobra oficialista para apartar al juez Lijo de la causa– también presentarán una ampliación del pedido de juicio político, a partir de la indagatoria del Vice dispuesta para el 15 de julio próximo. Pero saben que esa jugada no tiene chances concretas de llegar a buen puerto. Por contar con la mayoría de integrantes, el kirchnerismo mantiene paralizada la Comisión de Juicio Político de la Cámara baja, donde se amontonan los pedidos contra Boudou por mal desempeño de sus funciones. Ese cuerpo está presidido por la kirchnerista Adela Segarra y sólo ella tiene la capacidad de convocar a las reuniones. En los últimos dos años, la comisión sólo se reunió para designar a sus autoridades. Y lo hizo tras varios reclamos de los legisladores opositores, entre ellos, Alonso, vicepresidenta de esa comisión. Según, le dijo ayer la diputada del PRO a El Cronista, el cuerpo está paralizado desde fines de 2009 y afirmó que la orden del Gobierno es “clausurar la comisión”.
La ley de fueros –que fue reformada durante el Gobierno de la Alianza– concede inmunidad de arresto pero no de proceso. Esto significa que el Vice puede ser procesado pero no detenido. Ni siquiera el juez puede obligarlo a ir a declarar por la fuerza pública si se resistiera. Para eso debería ser removido por juicio político o renuncia. En caso de que sea procesado, el juez deberá pedir al Congreso su enjuiciamiento. Pero ni por sus propios medios, ni por pedido de la justicia, la oposición tiene posibilidades de avanzar. Aunque se encontrara la forma de emitir dictamen en esa comisión dominada por el kirchnerismo, necesitaría dos tercios de los votos en la Cámara baja para acusarlo y el mismo número para destituirlo en el Senado. Algo imposible de reunir para el arco opositor sin la ayuda del oficialismo.
Mientras esperan que avance la causa, seguirán reclamando a la presidenta Cristina Kirchner que deje de “proteger” a Boudou y le pida que se tome licencia, tal como lo hicieron ayer el titular de la UCR, Ernesto Sanz y los diputados radicales, Mario Negri y Julio Cobos. El tematambién será expuesto el miércoles, durante el informe de gestión mensual que realizará el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, en la Cámara baja.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés