Boudou no podrá querellar en la causa por sus fotos preso

La Justicia le negó al ex vicepresidente Amado Boudou la posibilidad de ser querellante en la causa que inició por la filtración de las fotografías de su detención en su departamento de Puerto Madero, el pasado 3 de noviembre.

En cambio, el juez federal Sebastián Ramos lo citó a declarar como testigo en los tribunales de Comodoro Py el próximo 11 de diciembre por el episodio que él mismo denunció indignado.

Esta semana, el juez federal Ariel Lijo resolverá además si levanta o prorroga el secreto de sumario en la causa por asociación ilícita en la que está detenido el ex vicepresidente y su amigo de toda la vida, el empresario José María Núñez Carmona.

"Fui obligado a posar en fotografías infamantes que fueron divulgadas a los medios de prensa, violando las disposiciones" legales, aseguró Boudou en el escrito de puño y letra presentado días atrás ante el juez Ramos.

En aquella denuncia, Boudou sólo apuntó contra la Prefectura Naval, la que estuvo a cargo del operativo de detención, aunque dejó abierta la posibilidad de ampliarla hacia aquellos otros que resultaran cómplices.

En su fallo, Ramos le negó la posibilidad de ser querellante al considerar que el Estado nacional es el bien jurídico protegido y que en todo caso podría resultar víctima del mal accionar de sus agentes, en este caso los prefectos.

La resolución responde a una doctrina aplicada por el juez en toda causa judicial, aunque la última palabra no está dicha, pues los abogados que llevan la defensa de Boudou serán notificados hoy y tendrán la posibilidad de apelar ante la Cámara Federal, en Comodoro Py.

Más de Economía y Política