Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Boudou, camino a ser procesado en la causa por enriquecimiento ilícito

Investigado por el juez Lijo, el mismo que lo procesó por Ciccone, también podría ser indagado, junto a otros 13 imputados. El año que viene tendrá dos juicios en su contra

Boudou, el viernes pasado en el acto de las dos CTA en Plaza de Mayo, junto con D’ Elía, Mariotto y Esteche

Boudou, el viernes pasado en el acto de las dos CTA en Plaza de Mayo, junto con D’ Elía, Mariotto y Esteche

La foto de Amado Boudou mojando sus piernas en Plaza de Mayo, durante el acto que las dos CTA realizaron el viernes pasado en contra de las medidas del gobierno de Mauricio Macri, generó la reprobación de buena parte del oficialismo, como el ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo, y también de los propios dirigentes que convocaron a la marcha, por ejemplo Pablo Micheli. Pero esa imagen distendida del ex vicepresidente de la Nación no se traduce en su horizonte judicial, en el que asoman complicaciones inminentes. De cara a un 2017 que se perfila con juicios en su contra por el caso Ciccone y por la compra de un auto con papeles falsos. Pero antes de fin de año habrá novedades negativas en otro expediente que lo compromete: el que investiga su presunto enriquecimiento ilícito.

Tras cuatro años de investigación, el juez Ariel Lijo está cerca de definir un llamado a indagatoria de Boudou, a raíz de un informe del cuerpo de peritos de la Corte Suprema que está próximo a recibir en el que se confirma que el ex vicepresidente no puede justificar su patrimonio. Imputado por el fiscal Jorge Di Lello junto con otras 13 personas, los bienes de Boudou no se condicen con las declaraciones juradas que presentó cuando fue funcionario, lo que podría motivar su procesamiento.

En el estudio realizado por los especialistas contables del máximo tribunal se analizó toda esa documentación, sumada a informes de los registros de la propiedad, información de cuentas bancarias y gastos de tarjetas de crédito, además de las empresas que Boudou posee a su nombre y todo lo que tiene que ver con su participación en la imprenta ex Ciccone. Según el procesamiento dictado por Lijo hace dos años, en ese caso en el que está próximo a juicio oral, Boudou intercedió ante la AFIP para pedir una moratoria especial para la imprenta, que luego quebró y pasó a manos del fondo "amigo" The Old Fund. En la causa por enriquecimiento, la Justicia busca probar si a partir de su participación en Ciccone, Boudou incrementó su patrimonio.

Lijo investigó principalmente el período entre 2009 y 2011, en el que Boudou fue ministro de Economía. Por ello, en diciembre de 2014, ordenó el allanamiento del Ministerio de Economía, en un operativo de Gendarmería en el que se capturaron expedientes originales donde constaban los gastos en viajes en los años en que Boudou fue ministro.

Lijo no sólo investiga el crecimiento patrimonial de Boudou, sino también de allegados como su hermano Sebastián, su ex novia, Agustina Kämpfer, su ex socio y amigo José María Núñez Carmona, y Alejandro Vandenbroele, el titular del polémico fondo The Old Fund.

Además de los casos mencionados, Boudou está siendo investigado por haber incurrido, presuntamente, en "maniobras fraudulentas" con fondos destinados a construir viviendas licitadas en 2005 en el Partido de la Costa, donde comenzó su carrera como funcionario desempeñándose como secretario de Hacienda. Ya sin el resguardo de los fueros que tuvo hasta 2015 cuando era titular del Senado, el ex Vice puede ser detenido si sus causas prosperan o si en la Justicia creen que puede entorpecer algunas de las investigaciones en curso. Delitos como los que se le adjudican en Ciccone o en enriquecimiento ilícito contemplan penas de hasta seis años de prisión.