U$D

MIÉRCOLES 24/04/2019

Bordet: “Tenemos que discutir quién conduce nuestro frente, es lo más difícil”

El gobernador de Entre Ríos, después de su triunfo contundente en las PASO, aspira a crear un gran frente opositor a nivel nacional, que incluya tanto a Cristina Kirchner como a Roberto Lavagna.

Bordet: “Tenemos que discutir quién conduce nuestro frente, es lo más difícil”

El domingo pasado, en Entre Ríos, se realizó la quinta elección provincial del año. Nuevamente ganó el oficialismo local, lo que implicó una derrota del gobierno nacional. Con el 58% de los votos, Bordet obtuvo una cifra récord y llegará confiado a las generales del 9 de junio. Por eso es que podrá ocuparse también del armado del peronismo a nivel nacional, donde promueve un gran acuerdo.

En Entre Ríos lograron un acuerdo de unidad en el peronismo. ¿Cómo fue esa experiencia? ¿Se puede lograr a nivel nacional?

No fue fácil, porque tenemos nuestras diferencias. Acordar significa integrar listas y ceder lugares, no es fácil. Pero lo pudimos hacer y nos dio un gran resultado. Si se extrapola a lo nacional, el resultado tiene que ser parecido. Pero es opinable, las ciencias políticas no son exactas.

Más allá del caso de Entre Ríos, a nivel nacional hay que encontrar un gran frente político opositor que plantee una alternativa a este gobierno. En eso estamos trabajando dentro del grupo de gobernadores que hemos formado Alternativa Federal. En ese trabajo no hay que excluir a nadie.

¿Cristina Kirchner tiene que estar adentro?

Yo entiendo que sí, en Entre Ríos tuvimos un muy buen resultado. Lo que hay que discutir ahora es quién sintetiza ese frente. Quién puede encarnar la conducción de este frente, es lo más difícil. Hoy no hay un candidato que esté lanzado dentro de ese espacio que se está conformando. Eso hace más fácil la posibilidad de hablar y negociar.

Hay que buscar esos consensos, eso es lo que intento hacer. Con una posición desinteresada, porque no voy a ser candidato a nada ni me interesa ocupar nada en el espacio nacional, mi proyecto está en Entre Ríos.

¿Usted está dando un mensaje a los dirigentes de Alternativa Federal? Porque Cristina habla de un gran frente, pero Urtubey, Lavagna y Pichetto la excluyen.

Sería muy presuntuoso de mi parte mandar un mensaje a otros dirigentes. Yo converso con todos, y esto mismo se los digo a ellos. Hay posiciones diferentes, pero se trata de encontrar la articulación necesaria para coincidir en la propuesta. Y si no, se presentarán dos fuerzas políticas que competirán en las PASO o se irá separado. Lo prioritario es avanzar en la construcción de un nuevo modelo de país, que no depende solo del peronismo. Hay otros partidos, como el Partido Socialista de Santa Fe y algunos sectores del radicalismo.

¿Cómo fue la reunión con Cristina Kirchner para lograr el acuerdo en Entre Ríos? ¿Hablaron de los candidatos a diputados y senadores nacionales también?

Acordamos trabajar en la construcción de un frente, lo que requería integración de listas. Y después ponernos de acuerdo en esa composición de listas, tan simple como eso. Pero fue todo a nivel provincial. El tema de los candidatos a legisladores nacionales será en otra discusión, no formó parte de esa conversación.

¿En Entre Ríos hay espacio para otro candidato presidencial por fuera de la grieta?

Hay espacio para una propuesta que cambie esta matriz de país que tenemos. Podrá ser Cristina, Lavagna u otro dirigente. Lo importante es que hoy estemos sentados como oposición, con todas las diferencias y matices, pensando cómo construimos un nuevo modelo de Argentina.

¿Cristina podría ser la síntesis del espacio?

Podría ser ella, podría ser otro dirigente. Si el fruto del consenso es Cristina, estaremos con Cristina. Si es Lavagna o Massa, estaremos con ellos. Lo importante es ver hacia dónde vamos, independientemente del nombre. Más allá de quién, es cómo queremos generar una alternativa política que no se agote solo en que se vaya Macri. Tiene que ser para entusiasmar al electorado argentino, se puede estar mejor de lo que estamos. Porque claramente estamos peor que en 2015.

Menciona la posibilidad de Cristina pero también al socialismo y a los radicales disidentes, lo mismo que plantea Lavagna. ¿Se puede construir por ambos lados al mismo tiempo?

Hay que intentarlo. Con Lifschitz tengo una excelente relación, tenemos una misma visión de la argentina. Independientemente de las diferencias partidarias que tenemos, coincidimos en el concepto de país.

Los gobernadores peronistas parecían más preocupados por asegurar sus territorios que por el armado nacional. ¿Jugarán un papel más importante en el país?

Yo aporto al proceso de la conformación de un frente nacional desde el lugar que me toca. Después de las elecciones generales del 9 de junio estaré trabajando de manera desinteresada para el armado, porque no tengo aspiraciones nacionales.

Entre Ríos, además, es un caso testigo: lo que pasa en la provincia es muy probable que pase a nivel nacional, siempre ha sido así. El voto es variable y cambiante. En 2017 perdimos por 15 puntos y ahora ganamos por casi 25.

En el gobierno prefieren mirar la cantidad de votos, que fue similar a la de 2017.

Todo es opinable. Con el mismo criterio puedo decir que en 2015 ganamos por 2,8 puntos y ahora lo hicimos por 25. Si estamos juntos, el resultado va a ser más beneficioso. Por eso es que tenemos que ir en un frente.

A su vez, desde Cambiemos creen que no se unirá el peronismo, lo que los podría favorecer.

En Entre Ríos nadie pensaba que íbamos a ir unidos. Si un mes antes del cierre de listas preguntabas si iba a haber un frente único, el 90% te iba a decir que no. Lo destrabamos Cristina, Massa y yo. Todos pusimos nuestra parte.

Usted es claro con que no va a jugar después en las nacionales, pero Sergio Uñac no. ¿Cree que el sanjuanino puede ser una pieza importante del armado?

Soy amigo de Sergio. Hasta donde sé, va a ser gobernador de su provincia. Yo lo digo claramente: estamos a mitad de camino queremos terminar los proyectos que hemos comenzado. Quiero ser gobernador de Entre Ríos durante los próximos 4 años, no tengo otro horizonte. Es lo único que les prometí a los entrerrianos.