Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Bonadio, la pesadilla "K": ahora procesóa Aníbal Fernández, Manzur y Gollán

Venía de dictar los procesamientos de Moreno y Vanoli, en línea con lo hecho con Boudou hace dos años. Aníbal F. se defendió: "No hay razón de ser ni sé de qué se me acusa"

Bonadio, la pesadilla

Aníbal Fernández se sumó ayer a la larga lista de ex funcionarios kirchneristas que se encuentran procesados en la Justicia. El ex jefe de Gabinete, junto a los ex ministros de Salud Juan Manzur y Daniel Gollán, de acuerdo al dictamen del juez Claudio Bonadio, está acusado por el direccionamiento de la licitación del Plan Qunita y por avalar "importantes sobreprecios" para la ejecución de ese programa.


El Plan Qunita fue presentado por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner el 16 de julio del año pasado en Tecnópolis, y consistió en la distribución de unos 150.000 kits para bebés que habrían costado al Estado unos $ 1100 millones, pero al poco tiempo fue denunciado por supuestas irregularidades. Fue la legisladora porteña Graciela Ocaña la que radicó la denuncia argumentando que en comercios los mismos elementos podían conseguirse casi a mitad de precio.


El incumplimiento de funciones en que Fernández habría incurrido en esta adjudicación cuando era Jefe de Gabinete, según el juez, "sólo demuestra su cabal intención de adjudicar la licitación a las seis empresas que debían resultar ganadoras". Controlar "era su propia obligación por ser la máxima autoridad en contrataciones de valores económicos relevantes, avocarse personalmente al análisis del contenido de la licitación ya que para esto se ha previsto reglamentariamente suintervención", agregó en un fallo de casi 150 páginas, con análisis detallados de los costos de cada uno de los componentes del kit del Plan Qunita.


Aníbal Fernández se defendió en una entrevista en radio Del Plata. "No hay razón de ser, ni sé de qué se me acusa", expresó sobre el procesamiento que también pesa sobre Mazur y Gollán. Detalló también que cuando arrancó el programa de entrega de kits para bebés durante el gobierno de Cristina Fernández él no era jefe de Gabinete, por lo que remató que "nada puede tener que ver" con el delito que le imputa Bonadio.


Al respecto, Fernández puntualizó que la presentación del programa "se hizo entre el 10 y 11 de febrero" y que él asumió en el cargo el 26. También subrayó que cuando fue citado a indagatoria por esta causa el 19 de noviembre pasado, hizo una presentación judicial en la que advirtió que el delito que se le imputa "está plagado de elementos para pedir la nulidad".


Bonadio dictó, además, un embargo de $ 440 millones de para Fernández. "Esa no es mi preocupación, los choznos de mis choznos deberían trabajar para pagar eso", ironizó el ex jefe de Gabinete desde Praga, República Checa, donde se encontraba de viaje.


Ya son siete los ex funcionarios del kirchnerismo procesados en los primeros dos meses de gobierno de Mauricio Macri. A Fernández, Manzur y Gollán se le suman Guillermo Moreno, Alejandro Vanoli, Amado Boudou y José Sbatella. A los tres procesados de ayer, más Moreno, Vanoli y Boudou, en causas diferentes, los procesó Bonadio, el juez que más dolores de cabeza le trajo al kirchnerismo en los últimos meses.