Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Bandeja en mano, Macri almorzó con los empleados de Casa Rosada

El Presidente se presentó sorpresivamente en el comedor junto a sus colaboradores. Compartió la mesa con periodistas entre chicanas futbolísticas y reflexiones sobre las vacaciones de Vidal en medio de las inundaciones.

Bandeja en mano, Macri almorzó con los empleados de Casa Rosada

El presidente Mauricio Macri decidió hoy, sorpresivamente,almorzar en el comedor de la Casa de Gobierno, junto a sus más cercanos colaboradores, luego de la primera conferencia de prensa que dio en el año.

La última vez que un presidente concurrió al lugar fue el 30 de julio de 2013, cuando Cristina Kirchner ocupó una de las mesas junto a sus voceros, al inaugurarse el nuevo lugar de comidas.

Pasadas las 13.30, el mandatario se presentó en el comedor ubicado en el segundo piso del edificio oficial, junto al secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo, y el vocero Iván Pavlovsky.

Rápidamente, varios de los periodistas que terminaban de informar las respuestas del mandatario, se dirigieron al lugar, y varios pudieron compartir la mesa.

En ese contexto, Macri departió amigablemente con los representantes de la prensa, mientras degustaba una sopa fría de zanahoria, y una ensalada de espinaca, trigo burgol, hongos y cebollas.

El diálogo rápidamente devino en cuestiones futbolísticas, y el Presidente aceptó jugar con su equipo un desafío con los acreditados de la Sala, encuentro que, según se aseguró, tendrá lugar el mes que viene.

En ese marco, el periodista de DyN le comentó humorísticamente que se estaban viralizando fotos de la gobernadora María Eugenia Vidal en Playa del Carmen, adonde fue con sus hijos a pasar las vacaciones, a lo que el jefe de Estado, acaso menos amigable, replicó: "Pobrecita, cómo la están atacando", por haber viajado con inundaciones en la Provincia.

Finalmente, el mandatario saludó a los cocineros, compartió selfies, y regresó a su despacho, no sin antes preguntar, bastante satisfecho: "¿Siempre se come así acá?".

Fuente: DyN