U$D

MIÉRCOLES 19/12/2018
Dólar Banco Nación
/
Merval

Banco Mundial prevé leve mejoría en la productividad futura de los argentinos

El Índice de Capital Humano (ICH) mide la cantidad de capital humano que un niño nacido hoy puede esperar haber logrado a los 18 años. El índice mejoró en 2017 respecto de 2012, cuando era 60%

Banco Mundial prevé leve mejoría en la productividad futura de los argentinos

El Índice de Capital Humano (ICH) mide la cantidad de capital humano que un niño nacido hoy puede esperar haber logrado a los 18 años. Refleja la productividad de la próxima generación de trabajadores comparándola con un parámetro de educación completa y plena salud.

En Argentina, un niño que nace hoy será el 61% de lo productivo que podría ser, cuando crezca, en comparación a tuviera educación completa y plena salud, según un estudio del Banco Mundial, que dio a conocer hoy en las Reuniones Anuales que realiza con el Fondo Monetario Internacional, en Indonesia.

Se trata de una mejora, ya que entre 2012 y 2017, el valor del ICH de Argentina se incrementó de 0,60 a 0,61. Y fue el más alto que el promedio de la región y del grupo de ingresos al que pertenece.

Sin embargo, el Banco Mundial advierte que "el ICH de Argentina para el año 2017 es más bajo de lo que cabría esperar en función de su nivel de ingreso".

El ICH ha sido calculado para 157 países. En el mundo, 56% de los niños que nacen hoy llegará a ser, en el mejor de los casos, la mitad de productivo de lo que podría ser. Y el 92 % será, a lo sumo, el 75 % de lo productivo que podría ser.

El ICH está compuesto por cinco indicadores:

  • la probabilidad de sobrevivir hasta los 5 años, que para los niños argentinos es del 99%
  • la cantidad de años de escolaridad esperados: se espera que un niño que comienza la escuela a los 4 años habrá completado 13,1 años de escolaridad cuando cumpla los 18
  • los puntajes de exámenes armonizados como medida de la calidad del aprendizaje: en Argentina, los estudiantes obtienen 424 puntos en una escala en la que una calificación de 625 representa un rendimiento avanzado y una de 300, un rendimiento mínimo. Cuando se toma en cuenta lo que los niños aprenden realmente, la cantidad de años de escolaridad esperados es de solo 8,9.
  • la tasa de supervivencia de adultos (la proporción de personas de 15 años que sobrevivirán hasta los 60): el 89 % de los jóvenes de 15 años en Argentina sobrevivirán hasta los 60
  • la proporción de niños que no presentan retraso en el crecimiento: Argentina no dispone de estos datos.

En Argentina, además, el ICH de las niñas (0,63) es más alto que el de los niños (0,59). Se espera que las niñas completen 13,3 años de escolaridad versus los 12,8 de los varones. Y que la tasa de supervivencia como adultas (0,93) también sea superior a la de los hombres (0,85).

Hoy en día existe un gran déficit de capital humano.

En países como Azerbaiyán, Ecuador, México y Tailandia, las niñas y los niños nacidos hoy serían el 40% más productivos como trabajadores en el futuro si gozaran de una educación integral y atención integral de salud.

En países como Marruecos, El Salvador, Túnez y Kenya, serían el 50% más productivos.

El crecimiento y el desarrollo económicos dependen tanto del capital humano como del capital físico, así como de los factores que afectan su productividad. Las inversiones en ambos tipos de capital se complementan y refuerzan mutuamente: Para ser productiva, la fuerza de trabajo necesita capital físico y una fuerza de trabajo sana y educada puede ganar más e invertir más en el capital físico de una economía.

“En el caso de las personas pobres, el capital humano es, con frecuencia, el único capital que poseen”, afirmó Jim Yong Kim, presidente del Grupo Banco Mundial, en un comunicado.

“El capital humano es uno de los principales factores que impulsan el crecimiento económico inclusivo y sostenible, pero la inversión en la salud y la educación no ha recibido la atención que merece. Este índice, establece una conexión directa entre la mejora de los resultados en materia de salud y educación, la productividad y el crecimiento económico. Espero que sirva para llevar a los países a adoptar medidas urgentes e invertir más —y de manera más eficaz— en su población”.

“La vara está cada vez más alta para todos”, añadió Kim. “El desarrollo de capital humano es crucial para que todos los países, sea cual fuere su nivel de ingreso, puedan competir en la economía del futuro”.

Comentarios0
No hay comentarios. Se el primero en comentar

Más notas de tu interés