Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Banco Mundial aprobó u$s 300 millones para obras contra inundaciones

El Directorio de la entidad destinará el dinero para la Cuenca del Río Salado en la Provincia de Buenos Aires. Sucede luego de que esa zona fuera afectada por diversas inundaciones.

Banco Mundial aprobó u$s 300 millones para obras contra inundaciones

El Directorio del Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (IBRD, según sus siglas en inglés), una de las cinco instituciones que componen el Grupo Banco Mundial, aprobó la concesión de un préstamo por 300 millones de dólares, para fortalecer la protección contra inundaciones en la Cuenca del Río Salado en la Provincia de Buenos Aires.

En ese marco, el ministro de Finanzas, Luis Caputo, afirmó que "necesitamos más inversión en infraestructura, no solo para asegurar el bienestar de la población, sino para desarrollar una economía más competitiva y crear empleo genuino”, y agregó: “Por eso es fundamental para nosotros tener un aliado estratégico como el Banco Mundial que garantice el financiamiento que necesitamos para crecer."

El proyecto “Apoyo a la gestión integrada de la Cuenca del Salado” beneficiará a toda la población de la Cuenca (1,4 millones de habitantes) y los trabajos estructurales tendrán impacto directo en San Miguel del Monte, Lobos y Roque Pérez, que suman 75.000 habitantes.

Este Proyecto además se complementará con un aporte del Gobierno Provincial de 75 millones de dólares y permitirá adecuar el cauce para contener las crecidas y mejorar los puentes, reduciendo los riesgos para la población y el impacto sobre las actividades económicas, indicaron desde el Gobierno.

También se prevé el fortalecimiento institucional en el manejo de los recursos hídricos y la protección del medio ambiente, mediante el apoyo a la gestión sostenible de las inversiones en infraestructura.

La Cuenca del Río Salado es de importancia estratégica para la economía del país, ya que el 25% de la producción nacional de granos y carne proviene de esta zona. En 2015, el nivel más alto de precipitación histórica en la Cuenca generó inundaciones en más de 800.000 hectáreas, causando la muerte de 6.000 cabezas de ganado y pérdidas por 652 millones de dólares.