Bancarizar pagos puede sumar ingresos por u$s 4500 millones

Los bancos están interesados en que el próximo gobierno desarrolle políticas públicas estables. Pero también, que se sostengan algunas que dieron resultado en esta crisis de incertidumbre. Tener alta capitalización y a la vez liquidez en dólares ayudó a que la reciente salida de depósitos no se transformara en una crisis.

En un encuentro paralelo al Coloquio de IDEA, banqueros nucleados en ABA, como Enrique Cristofani (Santander), Martín Zarich (BBVA), Gabriel Martino (HSBC) y Julio Figueroa (Citi), y el titular de la entidad, Claudio Cesario, remarcaron que el sistema debe proteger al ahorrista, remunerando sus depósitos con tasas positivas. También destacaron que los créditos UVA funcionaron bien aún con inflación cercana al 25% y que esta unidad debe ser preservada para cuando los precios bajen.

Martino advirtió que cualquier solución "estrambótica" que se piense para las Leliq puede terminar perjudicando a quien ahorró y confió en el sistema. Las letras son el destino de la liquidez de los bancos que no tienen demanda de crédito y sirven para que el ahorrista no se vaya al dólar. Antes de desarmar su rueda, los banqueros aconsejan primero fortalecer la demanda de pesos con u plan consistente para la deuda y el FMI.

Cristofani reiteró la propuesta de estimular la bancarización penalizando el uso de efectivo. De las u$s 120.000 millones anuales de acreditaciones de jubilaciones y sueldos que se pagan al año, u$s 65.000 millones salen como efectivo. Si su uso bajara 20% con un impuesto que lo desincentive, y se premie a la vez el uso de medios electrónicos, se podría recaudar 1% del PBI por esta vía, alrededor de u$s 4500 millones. 

Tags relacionados