Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Bajo un lema papal, la oposición marchó a Plaza de Mayo por trabajo

Organizada primero por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular, la CCC y Barrios de Pie, se sumaron ayer el PJ, las CTA, la CGT de Moyano y el kirchnerismo

Organizaciones, políticos y figuras como Zaffaroni lideraron el acto

Organizaciones, políticos y figuras como Zaffaroni lideraron el acto

Con la excusa de la celebración de San Cayetano, bajo el lema papal de las Tres T ("Techo, Tierra y Trabajo"), dirigentes de la oposición volvieron a marchar a Plaza de Mayo para criticar al Gobierno, apenas dos días después del segundo "ruidazo" que afrontó Mauricio Macri en nueve meses de gestión. Miles de personas se movilizaron desde Liniers hasta el centro porteño, caminando 10 kilómetros, generando un caos vehicular incluso un domingo. Otros fueron trasladados en los clásicos colectivos estudiantiles que se vieron estacionados cerca de la avenida 9 de Julio.

Organizada originalmente por la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), junto a Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa (CCC), al final terminaron confluyendo dirigentes sindicales y del kirchnerismo, separados en la última década, todos unidos ahora en contra de la administración de Cambiemos.

Y los distintos sectores fueron amalgamados por el Papa Francisco, de tirante relación con la Casa Rosada. La tradicional misa por el Día de San Cayetano culminó ayer con la homilía del sucesor de Jorge Bergoglio en el arzobispado de Buenos Aires, el cardenal Mario Poli, quien leyó la carta del Pontífice le envió a los obispos la semana pasada. "El Acta de Independencia alcanzará su vigencia cuando la familia más postergada tenga una casa digna para formar su hogar, donde no falte la educación, la salud y un trabajo digno y honrado para los padres", leyó Poli.

Además, el arzobispo apuntó hacia quienes suelen pedir audiencias con el papa Francisco: "Ustedes saben. No se confundan. Una foto o un encuentro con el Papa no te hace vocero, amigo ni misionero si no practicamos los mandamientos de la compasión y la misericordia con el otro".

"Francisco está de acuerdo con todo reclamo que se haga en paz, que se haga democráticamente, para hacerle comprender al otro que por ahí sería mejor dialogar en vez de seguir persistiendo en el error, me parece que es positivo", sostuvo ayer en medio de la marcha, precisamente, uno de los dirigentes más cercanos a Bergoglio que suele oficiar de vocero, el legislador porteño y líder de La Alameda, Gustavo Vera.

Miembro del Movimiento Evita, que se movilizó junto al PJ, las dos CTA y la CGT de Hugo Moyano, el presidente del Parlasur Jorge Taiana destacó que "esta multitudinaria marcha es para visibilizar ante la sociedad la difícil situación que atraviesa la economía popular". "Lo primero que se cae cuando hay recesión económica es la changa", se explayó.

También participó de la concentración en Plaza de Mayo el ex juez de la Corte Suprema Eugenio Raúl Zaffaroni, quien en declaraciones a la prensa destacó la iniciativa de protesta por el Día de San Cayetano como una manifestación "de unidad importante frente a un programa económico de gobierno que no cierra sin una cuota alta de desempleo".

Por su parte, otro que marchó, el líder de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, calculó que frente a la Rosada se congregaron 100 mil personas, al tiempo que destacó la presencia de "los compañeros de la CGT y la CTA".

Otros dirigentes políticos y sindicales que asistieron a la convocatoria fueron el líder de la CTA Autónoma, Pablo Micheli; el secretario general del Evita, Emilio Pérsico; el jefe de los docentes bonaerenses, Roberto Baradel; y el referente de UTE, Eduardo López, entre otros.