Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
DÓLAR
/
MERVAL

Bajas en la construcción y la industria complican el inicio del segundo semestre

Entre enero y mayo, la construcción registró el peor período en 14 años, aunque se empiezan a ver signos de recuperación. La manufactura de alimentos subió 0,6%. Por MARÍA IGLESIA

Bajas en la construcción y la industria complican el inicio del segundo semestre

Luego del dato oficial de caída del PBI para el primer trimestre, más datos se suman para confirmar que el primer semestre cerrará como uno de los peores de los últimos años. La construcción y la industria, dos sectores clave de actividad, se desplomaron en mayo, con bajas de 12,9% y de 4,3%, respectivamente, en la comparación con el quinto mes de 2015, según datos del Indec.


En la construcción, el freno de la obra pública, sumada a la lenta recuperación de la edificación privada, se combinaron para dar como resultado que en el acumulado de los primeros cinco meses la baja llegara al 10,9%, en comparación con igual período de 2015, el peor registro desde los últimos 14 años: en 2002, en plena crisis económica, el desplome llegó a 38,9% entre enero y mayo.


"Hubo dos factores que llevaron a la baja: la obra pública, paralizada ya que se frenaron los pagos con el cambio de gobierno; y también el shock que implicó la brecha cambiaria, que frenó la obra privada", sostuvo Marina Dal Poggetto, economista del Estudio Bein. En ese sentido, explicó que la diferencia entre el tipo de cambio oficial y el paralelo se tradujo en que los costos de construcción subieran siguiendo un dólar a $ 15, mientras que los precios no se incrementaron en esa magnitud debido a que iban tras el billete oficial, que estaba en torno a los $ 11.


De entre los insumos para la construcción, la demanda de asfalto fue la que más cayó: se desplomó 40,5% interanual en el acumulado a mayo. Le sigue el capítulo "resto" (que incluye vidrio y tubos de acero sin costura), con 30,8%; y hierro redondo para hormigón, con disminución de 15,8%.


"De cara al segundo semestre, el salario real va a mejorar y también la obra pública; ambos ayudarían a impulsar a la economía", agregó Dal Poggetto. A decir por los permisos de edificación para obras privadas, que crecieron un 15,1% en mayo frente a igual mes de 2015, el sector se empieza a reactivar.


Según el informe del Indec, los puestos de trabajo bajaron 2,7% en abril frente a marzo y acumulan en el año una disminución de 13,2%, Sin embargo, fuentes de la cámara de la construcción aseguran que esta baja se freno en mayo. "De una disminución de 2000 operarios en abril, en mayo no hubo mermas y ya en junio registramos una suba de 3500", aseguraron.

Industria

El otro dato de enfriamiento de la economía fue de la actividad fabril, que cayó 4,3% en mayo frente a igual mes de 2015. En los cinco primeros meses acumuló una disminución de 3%. "La industria, y en particular las pymes, vivieron aumento de costos, de tarifas e insumos más caros por importaciones más onerosas, entre otras", señaló el economista Agustín D‘Attellis.


Entre los sectores, la producción de alimentos y bebidas subió un magro 0,6%, impulsado por la molienda de cereales y oleaginosas. Mientras que la manufactura de lácteos cayó 22,5%; de bebidas, 13,9%; y de carnes rojas, 1,8%.


Hubo disminuciones también en la manufactura de productos químicos, un 11%, mientras que en la industria automotriz la baja alcanzó en mayo 8,6% respecto a igual mes de 2015. Además de alimentos, los únicos otros rubros que subieron fueron la industria textil (4,2%) y papel y cartón (3,6%).