U$D

DOMINGO 24/03/2019

Baja el stock y sube el precio del petróleo: una buena y una mala noticia para el Gobierno

Baja el stock y sube el precio del petróleo: una buena y una mala noticia para el Gobierno

El repunte del precio del petróleo en los mercados internacionales por una inesperada caída de los inventarios de crudo en los Estados Unidos, mantiene expectantes a inversores y analistas de todo el mundo. Pero no son los únicos. El Gobierno encabezado por Mauricio Macri también sigue de cerca la evolución del oro negro ya que un incremento en su valor, en parte, lo beneficia.

¿Por qué? El Gobierno creó un régimen de subsidios para poder mantener las exportaciones de crudo de Chubut. “El convenio establece que si el precio del crudo del tipo Brent, de referencia en Londres, se ubica por debajo de los 47 dólares por barril, se otorga un subsidio apenas superior a u$s 7 por barril exportado a los productores”, explicó Cristian Folgar, asesor en Economía y especialista en Energía, en diálogo con Cronista.com.

En cambio, si el valor del petróleo superara los u$s 47, automáticamente, el Gobierno deja de subsidiar la producción local.

Folgar, ex secretario de Combustible, detalló que un aumento del petróleo también genera otro efecto positivo para el Gobierno.

Mirá también

24 de marzo: qué dice el documento del EMVyJ que molesta a los K

A lo largo de todo el extenso texto, las organizaciones nucleadas en el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia establecerán líneas de continuidad entre el gobierno actual y los anteriores de Néstor y Cristina en cuanto a medidas de todo orden que critican como reñidas con los derechos humanos. 

“Si el valor del petróleo mejora, las expectativas a futuro de desarrollo de inversiones como el de Vaca Muerta también lo hacen”, precisó.

En ese sentido, remarcó que actualmente este “proyecto se encuentra parado en ‘stand by’, por una situación lógica a raíz del cambio de Gobierno”.

“El Gobierno ya fijó nuevos valores de precios para el gas, pero para comercios, residencias y GNC. Ahora resta definir el tema del valor del gas de usinas, que será el que fijará el precio de referencia para las industrias”, precisó.

De todos modos, Folgar remarcó que tampoco es conveniente 100 por ciento para el Gobierno que suba el precio del petróleo debido a que su incremento también genera un aumento del costo de las importaciones de gas y de combustible líquido.

“Eso le pega en contra. Por ejemplo, si nos fijamos en el caso de Bolivia, nosotros le importamos gas, pero la formula de ajuste está relacionada con el valor del combustible líquido. Otro ejemplo es el gas de los barcos, cuya fórmula de ajuste también está influida por el precio del barril de petróleo”, completó.