Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Báez se presenta ante la Cámara Federal para tratar de revertir su procesamiento

El tribunal debe decidir sobre la medida dictada por el juez Casanello. Además, los abogados de su hijo criticarán en la sala al juez por no involucrar a la familia Kirchner

La Cámara Federal de Apelaciones recibirá hoy en audiencia privada a Lázaro Báez, en el marco de la causa que investiga la denominada ruta del dinero K y en la que el empresario santacruceño se encuentra detenido desde hace dos meses. Los jueces escucharán a Báez, quien pidió hablarles antes de que resuelvan si confirman o no el procesamiento y la prisión preventiva dictadas en su contra por presunto lavado de dinero por el juez Sebastián Casanello.
Báez había pedido que la reunión con los camaristas Horacio Cattani, Eduardo Farah y Martín Irurzun fuera sin periodistas ni abogados en la sala, lo cual no fue confirmado. En su reclamo, el empresario consideró que la presencia de otras partes "distorsionaría" la intención de exponer cuestiones sobre su "situación personal vinculada al trámite de la causa". Fuentes judiciales y del sector estiman, en ese sentido, que el empresario podría revelar datos que hasta ahora no aportó al expediente y que podrían tener vinculación con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner.
La audiencia solicitada por Báez se produce en momentos en que la Sala II tiene para resolver si le confirma el procesamiento en su contra por lavado de dinero, a raíz de los más de u$s 5 millones que se contaron en la financiera SGI, más conocida como "La Rosadita". Casanello sospecha que detrás de ello hay maniobras de lavado de dinero producto de la utilización de facturas apócrifas por parte de Austral Construcciones, que se proveyó de las mismas por parte de varias empresas radicadas en Bahía Blanca. Por el presunto encubrimiento de esas maniobras es que el juez ya indagó al ex director de la AFIP Ricardo Echegaray y tiene pendiente resolver si finalmente lo procesa.
El viernes se filtró un audio de una conversación telefónica que mantuvo Báez desde la cárcel con su abogada Elisabeth Gasaro, en el que el empresario tildó a Casanello de "corrupto de mierda" y que tenía la costumbre de pedirle coimas. "Ojalá se muera, a mí no me interesa. Nos cagó la vida a nosotros. Es un corrupto de mierda que vivió pidiéndonos plata", dijo Báez a su abogada defensora en el audio difundido por canal 13.
Además, el Tribunal realizará casi en simultáneo una audiencia ante el pedido de recusación de Leandro Báez contra Casanello, a quien acusó de "direccionar" la investigación contra su familia y no así contra la ex presidenta Cristina Kirchner.
Los abogados de Leandro, hijo del detenido empresario Lázaro Báez, pondrán por su parte el eje de sus críticas al juez federal Sebastián Casanello en la supuesta inacción del magistrado y aludirán a una denuncia penal contra el juez que data del 2013 y aún está bajo investigación por supuesto "encubrimiento" en la causa por lavado en la que en abril detuvo al dueño de Austral Construcciones.
Los letrados no hablarán ante los camaristas Horacio Cattani, Eduardo Farah y Martín Irurzun.En el escrito que se presentará mañana, los abogados del hijo del empresario pedirán que se investiguen supuestos llamados hechos desde el teléfono móvil del juez en la zona de la quinta presidencial de Olivos, una información que habría surgido precisamente de esa causa penal abierta en 2013 luego de una denuncia de la diputada Elisa Carrió.
La causa tiene a Báez procesado, pero el fiscal Guillermo Marijuan también pidió investigar el rol de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, aunque hasta el momento Casanello no se expresó. El juez se encuentra esta semana en Suiza, detrás de la pista por la que acaba de dictar el segundo procesamiento de Báez, el ingreso de $ 208 millones desde el país europeo a través de Helvetic Group.