Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

BREVES

Empresarios, padres e hijos, con Macri y Vidal

El elegante Hotel Alvear fue nuevamente sede del encuentro empresarial Padres e Hijos, donde los titulares de compañías latinoamericanas de esencia familiar debatieron sobre diversos temas durante jueves y viernes de la semana pasada. Padres e Hijos nació de la mano el empresario mexicano Carlos Slim y del venezolano Gustavo Cisneros. En la Argentina, las familias anfitrionas son Roemmers, Bulgheroni, Sigman, Eurnekian y Elzstein. A lo largo de dos días, los empresarios participaron del encuentro (el XV desde su creación), que tuvo dos invitados especiales: el ex titular del gobierno español, Felipe González, y el escritor peruano y premio nobel, Mario Vargas Llosa. El evento también contó con la presencia del presidente Mauricio Macri en el acto de cierre y con gran parte del equipo de Cambiemos. En distintos momentos se hicieron presentes, además, Gabriela Michetti; la gobernadora María Eugenia Vidal; Horacio Rodríguez Larreta; el titular de la Cámara de Diputados Emilio Monzó; la canciller Susana Malcorra y los ministros Francisco Cabrera y Rogelio Frigerio. También participó el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli. Todos, a su manera, detallaron las medidas que se están tomando e invitaron a los empresarios a invertir en el país. Con un auditorio colmado, los integrantes de las principales familias empresarias de Latinoamérica escucharon exposiciones de diversos especialistas acerca de los más variados temas. Por ejemplo, Mariano Sigman habló sobre inteligencia artificial, Carlos Slim hijo realizó una extensa exposición sobre tecnolología, Alejandro Bulgheroni se explayó sobre petróleo y gas. En tanto que otros empresarios de la región hablaron sobre ONG’s y Fundaciones, con epicentro en temas como educación, empleo y planes para erradicar la pobreza. Esta edición de Padres e Hijos, la tercera en Buenos Aires, arrancó el miércoles por la noche con una gala en el Teatro Colón, donde la bienvenida estuvo a cargo de Rodríguez Larreta. El jueves luego de la primera jornada a puertas cerradas, los empresarios participación de una cena de gala en el Palacio San Martín. Allí, además de la anfitriona Susana Malcorra, se hicieron presentes Michetti, Monzó, Frigerio y Santilli. En tanto que el viernes, compartió el almuerzo con los empresarios la gobernadora Vidal, no desconocida para la mayoría de ellos, ya que recién asumida el año pasado fue de la partida del evento que se llevó a cabo en Santiago de Chile. El cierre estuvo a cargo del Presidente, que llegó al Alvear sólo y casi sin protocolo. Compartió el escenario con Bulgheroni, quien como anfitrión ofició de presentador, con Carlos Slim y Gustavo Cisneros. El auditorio lo escuchó con atención durante casi una hora. Entre los ausentes estuvieron Juan Escalesciani; Enrique Ezkenazi; Eduardo Escasany; Carlos Miguens y Federico Braun,

Bullrich ‘pelea’ por la industria vitivinicola

Vestida de jean y saquito oscuro, la ministra Patricia Bullrich fue la funcionaria enviada por el Gobierno para participar de la Feria argentino-alemana Valores y Sabores que se realizó en el Hipódromo de Palermo. A pesar del domingo lluvioso la ministra de Seguridad se acercó y posó distendida frente a la imagen de la emblemática Puerta de Brandeburgo. Fueron los anfitriones el embajador alemán en Argentina, Bernhard Graf von Waldersee, y la presidenta del Senado alemán, Malu Dreyer, quienes dialogaron amistosamente, intérprete mediante, con Bullrich y la diputada Cornelia Schmidt-Liermann. En el marco del evento, donde se hizo cata de distintos productos ante la presencia de la Reina alemana de la Vitivinicultura, Malu Dreyer resaltó que en su país hay "muy buenos vinos". Cuando le tocó hablar a Bullrich, destacó: "Ustedes tienen muy buenos vinos y nosotros tenemos vino excelentes". Contó, además, que aquí también se elige la Reina de la Vendimia y prometió la presencia de la majestad argentina en un próximo evento.