Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

BREVES

El regreso de Noah Mamet a la Argentina

Tal como lo prometió el día de su despedida de la embajada, Noah Mamet regresó a la Argentina. Ya no como máximo representante del gobierno estadounidense, sino con el sombrero de counselor de empresas y de inversionistas atraídos por las posibilidades de sellar negocios en el país.Mamet, de 47 años, asistió el martes 4 por la mañana al foro Buenos Aires: creating the future, coorganizado por el diario económico Financial Times y el Gobierno de la Ciudad, y continuó luego su travesía por la edición regional del World Economic Forum. Allí se lo vio saludando a viejos amigos, sorprendidos por su presencia, y repartiendo tarjetas de sus nuevos proyectos.xx
El ex embajador contó a El Cronista que, por estos días, está abocado a atraer inversores y clientes a la casa norteamericana de Globant. En su rol diplomático, Mamet trabó una amistosa relación con Martín Migoya, CEO de la empresa argentina que hoy en día vale cerca de u$s 1.440 millones en el mercado bursátil, e incluso visitó la sede de la compañía en San Francisco durante un viaje oficial a su tierra, en mayo de 2016. El californiano, amante de las motocicletas, el vino malbec y la Patagonia, también pretende promover las inversiones en energías renovables (de hecho, tiene una compañía con la que pretende entrar al mercado argentino) y continuar atrayendo inversiones al país. En esa línea, resultó llamativo que antes de retornar a la Argentina hiciera escala en Singapur, donde mantuvo reuniones con empresarios interesados en invertir en la Argentina, y a solo pocos días de la visita oficial que el canciller de esa nación, Vivian Balakrishnan, viniera a la Argentina para relanzar el vínculo bilateral y confirmar la apertura de una embajada en Buenos Aires. ¿Mamet, acaso, un acuerdo tácito con las autoridades argentinas? Lo que sí está confirmado es que ya tiene oficina en Puerto Madero.

Arritmia y reposo paraxCarlos Acuña

La tensión instalada en torno al primer paro general contra la gestión de Mauricio Macri, con un prólogo conflictivo que se coronó con el cántico "Pongan la fecha", le pasó factura al dirigente Carlos Acuña, uno de los miembros del triunvirato de conducción de la CGT. El pasado viernes, dos días después del 6A, la primera huelga de la central obrera contra la administración Cambiemos, el titular del Sindicato de Obreros y Empleados de Estaciones de Servicios se sintió mal y fue a la Fundación Favaloro. Los médicos que atendieron al gremialista le diagnosticaron una arritmia, un trastorno del ritmo cardíaco. El también diputado bonaerense del Frente Renovador estuvo unas horas en observación en la clínica y luego fue dado de alta. Como recomendación, le ordenaron reposo absoluto. Por suerte para él no hay, por ahora, otro paro fijado en el horizonte.

¿Bailando por una candidatura en 2019?

"(Marcelo) Tinelli algún día va a participar en política". El augurio provino de alguien que conoce muy bien al conductor de Showmatch: el intendente de su pago natal, Bolívar, Eduardo "Bali" Bucca. El jefe comunal, integrante del sector del Grupo Esmeralda que fogonea una candidatura del ex ministro Florencio Randazzo, aclaró en diálogo con Fm Cultura que la incursión de la estrella televisiva no sería en el corto plazo, al menos para las próximas legislativas: "Hoy está con el fútbol", agregó Bucca, en referencia a su reciente asunción como Director de Selecciones Nacionales de la AFA.

Bullrich aclaró que no fue montonera

Si bien reconoció que su hermana fue pareja de Rodolfo Galimberti, uno de los líderes de Montoneros, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, negó ayer haber formado parte del movimiento que en los 70 lideró la lucha armada. "Yo fui de la JP (Juventud Peronista)", aclaró la funcionaria en la mesa de Mirtha Legrand. "Yo no fui montonera", negó tajantemente Bullrich antes de añadir que "el uso de la violencia como forma de acción política nos hizo muy mal a todos los argentinos".