Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Avanzan gestiones para construir la represa Chihuido

El Gobierno y Rusia avanzaron esta semana en el contrato financiero para construir la represa Chihuido, en Neuquén. La administración de Mauricio Macri pidió al consorcio de empresas a cargo del proyecto, que encabeza el grupo Eurnekian y cuenta con financiamiento del Banco de Desarrollo Ruso, mejores condiciones financieras, al tiempo que el Ejecutivo prepara una visita a Vladimir Putin para formalizar los acuerdos.
La represa hidroeléctrica Chihuido planea agregar 637 MW al sistema eléctrico argentino. La UTE conformada por Helport (Eurnekian), Panedile, Isolux, Chediack, Eleprint e Hidroeléctrica Ameghino ganó la licitación durante la gestión de Cristina Fernández. Según se acordó, el banco estatal ruso Vnesheconombank aportará el financiamiento, estimado en 2600 millones de dólares.
En la semana, funcionarios de los Ministerio de Hacienda e Interior confirmaron la realización del proyecto a los empresarios y emisarios rusos, según fuentes al tanto de las gestiones. El ministro Alfonso Prat-Gay pidió, sin embargo, mejorar las condiciones financieras. La gestión Macri quiere que el crédito abarque más del 85% de la obra inicialmente acordado y que la tasa, fijada en 6,5%, baje del 6%
Según relataron las fuentes, Rusia accedería a estas nuevas condiciones, pero el presidente Vladimir Putin busca gestos políticos. El primero sería una visita de la canciller Susana Malcorra a Moscú, previo llamado telefónico de Mauricio Macri a su par ruso. Putin, además, quiere firmar el contrato de financiamiento en Moscú a mediados de junio. Un funcionario de alto rango -quizás el mismo Macri- debería encaebzar esa gestión.