Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Aunque en baja, en la Ciudad hay más de medio millón de pobres

El registro de pobreza bajó, pero aún afecta al 18% de los porteños

El registro de pobreza bajó, pero aún afecta al 18% de los porteños

La Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad estimó que unos 552.000 porteños viven en la pobreza, mientras que otros 146.000 se encuentran en condiciones de indigencia.

Pese a las magnitudes, los datos arrojados por el último relevamiento sobre condiciones de vida en el ámbito de la Capital Federal, correspondiente al tercer trimestre de 2016, muestra una mejora en la situación: de acuerdo a los datos difundidos ayer, la cantidad de personas pobres pasó del 21,1% registrado en el segundo trimestre de 2016 al 18,1% en el tercer trimestre del mismo año, mientras que la población indigente fue del 5,8% al 4,8%.

A su vez, la participación conjunta de la cantidad de hogares en situación de pobreza y los hogares indigentes cayó 1,5 puntos porcentuales. Al cierre del segundo semestre representaban al 18,6% de los hogares y, una vez terminado el tercer trimestre, alcanzaban al 16,1% de las familias. Si se toman los hogares en situación de pobreza y los hogares no pobres vulnerables, la disminución es de casi 4 puntos porcentuales entre un trimestre y otro, pasando de 24,6% entre abril y junio a 20,7% de julio a septiembre.

Entre las posibles explicaciones oficiales dadas por el organismo se cuenta que en entre julio y septiembre se registró una inflación promedio menor (0,9% frente al 4,9% del trimestre anterior) y, a su vez, "muchos asalariados, jubilados y pensionados vieron incrementados sus ingresos por el cobro del medio aguinaldo", lo que permitió a un segmento de la población superar en ingresos el valor de la Canasta Básica Alimentaria, que sirve de corte para medir la indigencia, y la Canasta Básica Total, que divide las aguas entre pobres y no pobres.

A nivel de hogares, hubo una ampliación del peso de la clase media de más de 1,5 puntos porcentuales y un crecimiento de 2,6 puntos de los hogares que integran los sectores con mejores ingresos. Según el instituto de estadísticas porteño, el 55,2% de los hogares de la Ciudad, donde viven 1.612.000 personas, son de clase media. En tanto, los sectores acomodados representan el 15% de los hogares porteños (196.000 viviendas), donde residen más de 377.000 personas, es decir, el 12% de la población de la Ciudad.

En tanto, la indigencia alcanza al 3,4% de los hogares (44.000 viviendas) y la pobreza afecta a unos 166.000 hogares, que representan el 12,7% de las viviendas porteñas.

Entre los estratos que no alcanzan la línea de pobreza y la "clase media", se ubican los estratos No pobres vulnerables (8% de los hogares y 8,1% de las personas) y el sector medio frágil (9% de los hogares y 8,8% de las personas). A los primeros se los considera vulnerables porque ante una eventual disminución de su poder adquisitivo o ante la pérdida del empleo o del ingreso de alguno de sus miembros, tienen probabilidad de caer en los estratos más bajos.