Aumento de nafta: los precios se acercan al equilibrio

Por la baja del petróleo, las refinadoras necesitan aumentar menos de un 10% para recomponer ingresos.

Después de que las tres principales petroleras del mercado aumentaran en promedio un 1,5% sus combustibles, el retraso en los precios de las naftas y gasoil ya se ubica en menos de un 10%.

Dependiendo el producto, ese es el porcentaje que las refinadoras aspiran a aumentar hasta las elecciones, después de que un ejecutivo de la industria dijera que los precios de los combustibles estaban atrasados en un 20% a inicios de mayo.

Pero como el petróleo se desplomó de u$s 72 a u$s 61 por barril el mes pasado, los valores en los surtidores se acercan al equilibrio.

El incremento en naftas y diesel, que lideraron YPF y Raízen (que opera la marca Shell) el sábado y que continuó Axion ayer, fue por una suma de factores: el principal, el retraso acumulado en los precios; después, la suba de 11,8% en uno de los impuestos internos (el Impuesto al Dióxido de Carbono) y el aumento de 2,5% promedio de los biocombustibles, oficializado el viernes.

Pese a que las condiciones objetivas (precio del petróleo en importante caída a nivel internacional con un dólar estable en Argentina) estaban dadas para una baja, el retraso anterior inclinó la balanza.

Con todo, el precio de la nafta súper de YPF en Capital Federal quedó en $ 42,64 por litro o u$s 0,93 al tipo de cambio que cerró la semana pasada. Se trata de un 22,5% menos que el valor vigente en la previa a la devaluación del año pasado, cuando estaba a u$s 1,20 por litro.

Lejos de recomponer esos precios, y con el crudo más barato, las petroleras ahora aspiran a alcanzar pronto la histórica igualdad 1 litro de nafta = 1 dólar.

Tags relacionados

Más de Economía y Política

Noticias del día