Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

En el primer bimestre, los subsidios al transporte superaron a los de energía

Según un informe de la ASAP, las transferencias -incluyendo las que se hacen a empresas estatales- aumentaron en el primer bimestre un 16% interanual en términos nominales, mucho menos que la inflación. Los subsidios propiamente dichos subieron sólo 5%.

En el primer bimestre, los subsidios al transporte superaron a los de energía

Las transferencias del Estado a sectores económicos, incluyendo las que se hacen a empresas estatales, alcanzaron en el primer bimestre los 21.103,4 millones de pesos, lo que representa una suba interanual del 16 por ciento, informó hoy la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).

El alza es en términos nominales y es mucho menor que la inflación -no hay datos interanuales del Indec para el período, pero el IPCBA (de la Ciudad) marcó un 32,9%-, por lo que la suba implica en en términos reales un recorte superior al 10%.

Además, las transferencias de carácter corriente (subsidios propiamente dichos), que constituyen la porción dominante ($ 16.990 millones), mostraron "un incremento aún más moderado, del orden del 5% interanual, lo cual marca un fuerte contraste con el 45% interanual" observado en 2016.

Por primera vez, los subsidios destinados al Transporte, con 11.192,9 millones de pesos, superaron a los otorgados al sector energético, que se llevaron 7.125,4 millones, de acuerdo con el relevamiento de la entidad.

En gran medida, el descenso del peso relativo de los subsidios a la energía se debió a que CAMMESA y ENARSA, las dos principales empresas demandantes de transferencias, no recibieron fondos en enero y febrero.

Otro rasgo distintivo del período fue que las transferencias para gastos corrientes (subsidios propiamente dichos) sólo tuvieron un incremento del 5 por ciento, contra un 113 por ciento de los destinados a gastos de capital

El presupuesto de 2017 prevé un aporte del Estado en concepto de subsidios a sectores económicos de 263.000 millones de pesos, lo que implicará un significativo recorte respecto de los 335.000 millones transferidos en 2016

 Los subsidios al sector energético crecieron un 6 por ciento, mucho menos que el 53 por ciento, en razón de las ya señaladas transferencias nulas a CAMMESA y ENARSA, compensadas con los 5.784 millones otorgados al Plan Gas, que en el primer bimestre de 2016 no habían recibido fondos, y el 36 por ciento de incremento de los recursos otorgados a Yacimientos Carboníferos de Río Turbio.

En el sector transporte, las transferencias corrientes fueron de 10.007 millones de pesos (+ 34,5 por ciento) y las de gasto de capital de 1.185,9 millones (+ 803,7 por ciento)

Al respecto, la ASAP destacó las asignaciones para el transporte automotor ($ 5.641 millones, + 57,9 por ciento), seguidas por las destinadas al transporte ferroviario ($ 3.861 millones, + 10,4 por ciento) y las del aerocomercial ($ 500  millones, + 36 por ciento).

Las primeras se canalizan principalmente a través del Fondo Fiduciario del Sistema de Infraestructura del Transporte  ($ 4.900 millones, + 81 por ciento), que tiene a su cargo las compensaciones a colectivos y micros de media y larga  distancia.

Las asignaciones para el transporte ferroviario se canalizan en su mayor parte a través de dos empresas públicas, Administradora de RR.HH. Ferroviarios ($ 3.000 millones, + 35 por ciento) y Operador Ferroviario S.E. ($ 530 millones, - 50 por ciento), que tienen como objeto atender los gastos en  personal de cinco de las siete líneas de ferrocarril

 Las empresas públicas no vinculadas al transporte ni a la energía demandaron transferencias para sus gastos de funcionamiento por 520 millones de pesos, casi 1.500 millones menos que en igual período de 2016 (-74 por ciento), debido a la baja de las asignaciones para AYSA (- $ 1.190 millones).

En cuanto al destino de esos 520 millones de pesos,  prácticamente se concentran en dos empresas: Radio y Televisión Argentina S.E. ($ 86 millones, + 110 por ciento) y TELAM S.E. (56 millones, - 35 por ciento).