U$D

Dólar Banco Nación
/
Merval

Aumentarán la presión sobre las eléctricas para mejorar el servicio

En plena campaña electoral, el Gobierno controlará más a Edenor y Edesur para que mejoren el servicio tal como prometieron en la negociación por la suba de tarifas

El plan de inversiones establece desembolsos por u$s 5500 millones

El plan de inversiones establece desembolsos por u$s 5500 millones

Frente a un mayor escrutinio social en 2019, en plena campaña electoral, el Gobierno se dispone a ajustar la presión sobre las compañías distribuidoras de electricidad. Según anunciaron en los últimos días el ministro de Energía, Javier Iguacel, y las autoridades del Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre), a partir del mes que viene, y con mayor intensidad el año próximo, controlarán mucho más exhaustivamente el desempeño en la calidad del servicio de Edenor y Edesur.

Tal como relató El Cronista semanas atrás, desde el semestre 45 de concesión, que arranca en septiembre, el Enre dispondrá sanciones complementarias por alimentador, dados los excesivos desequilibrios en la cantidad y duración media de los cortes en relación a barrios, zonas e incluso entre usuarios vecinos. Pero además, a partir de 2019 implementará multas por el apartamiento en el plan de inversiones, determinado para el quinquenio 2017-2021.

Los apagones como el de ayer al mediodía, que se originó en la Central Costanera (una generadora termoeléctrica en el sur de la Ciudad de Buenos Aires) por una falla en las líneas de alta tensión y provocó el corte de suministro a unos 300.000 usuarios, también serán penados. La falla de ayer afectó a cinco subestaciones en la Capital Federal y a nueve en el conurbano bonaerense.

A pesar de que, cada tanto, los apagones la vuelven a poner en la mira pública, la empresa distribuidora Edesur (controlada por la italiana Enel) avanzó mejor en el cumplimiento de su plan de inversiones que Edenor (Pampa Energía), aunque con menores requerimientos. Entre ambas firmas, desembolsarán en el quinquenio un total de $ 71.498 millones (a precios constantes del 31 de diciembre de 2015, cuando el dólar estaba a $ 13; es decir, unos u$s 5500 millones).

Pero más allá de eso, la semana pasada el Ministerio de Energía, cuando anunció los nuevos aumentos tarifarios para el servicio de electricidad (24,4% promedio), brindó detalles sobre el avance del plan de inversiones y las sanciones. Allí, mostró los grados de cumplimiento de Edesur y Edenor y reveló que en dos años de desarrollo de la Revisión Tarifaria Integral (RTI, un sendero quinquenal de aumentos a cambio de obligación de invertir y mejorar la calidad), las distribuidoras en su conjunto habrán sido sancionadas por unos $ 1327 millones.

De acuerdo a los datos ofrecidos por Energía, entre 2017 y lo que va de este año Edesur cumplió en un 102% con los 265 kilómetros (km) de expansión y renovación en la red de Baja Tensión (BT), mientras que Edenor alcanzó un 59,3% de los 704 km comprometidos; la firma de Enel llegó a 185,96% en la expansión y renovación de Centros de Transformación, donde hizo 331 de los 178 originales a los que estaba obligado, y la de Pampa Energía quedó en 66,75% (534 de 800).

Por el contrario, la distribuidora que opera en el norte del Gran Buenos Aires mostró una mejor performance en el telemando de la red de Media Tensión (MT): 108,5% de 400 puntos, frente a un 52,46% de 650 puntos para Edesur. Y aunque con escaso avance, Edenor desarrolló más la expansión y renovación de la red de MT, con un 43,87% de 1007 km, al tiempo que la firma que opera en el sur cumplió con el 28,2% de 582 km.

Para contar con estas cifras, el Enre realizó 5476 inspecciones y constató 2399 obras de las compañías durante el último año y medio.