Contáctenos

A través de este formulario podrá dejarnos sus comentarios, sugerencias o inquietudes.

Dirigido a:

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Reportar Comentario

Estas reportando este comentario a la redacción de El Cronista.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar

Recomendar Nota

A través de este formulario podrá recomendar la noticia que esta leyendo.

Todos los campos son obligatorios.
Cancelar
U$D
/
MERVAL

Auguran suba de 25% del área para sembrar trigo

La siembra de trigo 2016/17, que arrancará el mes próximo, puede cubrir 4,5 millones de hectáreas, 25% más del área que se destinó al cereal el año pasado.

Así lo estimó la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, en su primer informe de precampaña, cuando falta menos de un mes para el inicio de las labores de siembra del principal cultivo de invierno.

Si se concreta el cálculo, el área cubierta por trigo será 15% mayor al promedio de siembra del cereal de los últimos cinco años, signados por la intervención kirchnerista sobre ese mercado, con precios planchados, retenciones y trabas a las exportaciones.

En su informe, la entidad no obstante indicó que los guarismos pueden variar, dado que "los excesos hídricos que no permiten levantar la cosecha gruesa, pueden conspirar contra las primeras estimaciones".
Así, la primera proyección "se encuentra sujeta a posibles modificaciones durante la ventana de siembra, la cual comenzaría a principios de mayo, finalizando a mediados de agosto próximo".

Al evaluar los motivos para el alza en la intención de siembra del cereal, el trabajo resalta la modificación del esquema comercial e impositivo, que "trae aparejado una mejor relación entre precios y costos, que modifica el rinde de indiferencia y brinda más incentivo a la siembra".

En el intento por incentivar la siembra del trigo, el Gobierno publicó ayer el primer valor FOB oficial para el trigo 2016/17: u$s 195 la tonelada. Con ese dato publicado desde antes de la siembra, se busca normalizar el mercado triguero tras casi ocho años de intervención, y que termine redundando en una mejora de precios para el productor.

Los exportadores ya podrán comenzar a anotar declaraciones de ventas al exterior (DJVE) de la nueva campaña, a embarcar desde diciembre y que tendrán un plazo de 180 días, el doble de lo que rige para la cosecha actual.