Arroyo Salgado: "A Alberto Nisman lo mataron"

La ex mujer del fallecido fiscal que investigaba la causa AMIA anunció los resultados de las pericias de la querella.

La jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, afirmó hoy que la muerte de su ex esposo y fiscal, Alberto Nisman, no fue un suicidio ni un accidente, sino que lo mataron. "Existen tres posibilidades frente a una muerte: accidente, suicidio o asesinato. Descartamos las dos primeras", concluyó la magistrada, en un tono lacónico que mantuvo a lo largo  de toda la conferencia en la que leyó los resultados de las pericias que ordenó la querella que la magistrada encabeza. 

Nisman no se suicidó, lo mataron” , repitió la jueza Arroyo Salgado. Y subrayó: “Fue un hecho criminal de magnitud”.  En otro momento de su conferencia en el Teatro Viejo de San Isidro, donde la magistrada vive y trabaja como titular del Juzgado Federal de ese partido, afirmó: "Fue un magnicidio de proporciones desconocidas"

Arroyo Salgado se presentó ante la prensa con una serie de aclaraciones iniciales. "Cuando encaramos este trabajo, duro y doloroso, no perseguimos ningún resultado en particular. Solo buscamos la verdad objetiva y científicamente comprobable a partir de la evidencia física". 

También dijo que el informe, que hoy mismo presentaron ante la fiscal Viviana Fein para que sea agregado al expediente, tiene cien páginas, de las que solo iban a dar a conocer las conclusiones. Además, en referencia a la investigación que conduce la fiscal Fein, sostuvo que se "intenta comprobar lo que no existe, un suicidio".

Los peritos de la querella analizaron los videos y las fotos tomadas en el departamento de Nisman en ocasión de ser hallado su cadáver y las fotos y videos de la autopsia, además de las computadoras y la telefonía celular de Nisman. También peritaron el baño y las filmaciones de las cámaras de seguridad del departamento del barrio porteño de Puerto Madero donde fue encontrado muerto Nisman el 18 de enero último.

El equipo de peritos que presentó Arroyo Salgado está compuesto por los forenses Osvaldo Raffo y Daniel Salcedo, el defensor oficial Germán Carvelaro y el forense Julio Ravioli.

“Los resultados arrojan que Nisman fue víctima de un homicidio sin lugar a dudas”, agregó Arroyo Salgado. 

Entre los detalles de la autopsia, la jueza afirmó que “no se detectó alcohol en sangre” y “hubo agonía” por eso no existió espasmo cadavérico. Además, Arroyo Salgado dijo que los resultados toxicológicos detectaron una cantidad de alcohol en contenido gástrico, pero no se detectó alcohol ni en sangre ni en orina. "Nisman no estaba alcoholizado en el momento de su muerte", afirmo.

“Nisman tuvo agonía, lo que está demostrado por la copiosa hemorragia externa que se aprecia en la filmación”, dijo Arroyo Salgado. "La agonía es incompatible con el espasmo cadavérico", concluyó. La ausencia de espasmo cadavérico contradice el resultado de la autopsia oficial, que si lo detectó.

También agregó que “el cuerpo fue movido después de su muerte”. Entre otras conclusiones, los peritos de parte propuestos por Arroyo Salgado determinaron que, efectivamente, el arma usada fue la Bersa que le suministró Diego Lagomarsino y que en las manos de Nisman, como ya había anticipado la autopsia oficial, no había rastros de pólvora. 

Según las pericias de la querella que lidera la magistrada en representación de las dos hijas de Nisman, la mamá y la hermana del fiscal, la bala fue disparada a no más de un centímetro, por encima del pabellón auricular derecho, con una trayectoria de derecha a izquierda, de abajo hacia arriba y de atrás hacia adelante, que generó múltiples fracturas de cráneo.

Arroyo Salgado también detalló que “la data de la muerte” del fiscal se remonta al sábado a la tarde-noche ya que, precisó, murió 36 horas antes de la autopsia, que se realizó entre las 8 y las 10 de la mañana, con un margen de error hacia arriba o hacia abajo de 4 horas.

Además, el cuerpo fue movido de la posición en la que cayó tras recibir el disparo y no había presencia de alcohol en sangre, en contra de lo que informó el miércoles el portal Infojus Noticias, dependiente del Ministerio de Justicia argentino, que admitió hoy que ‘cometió el error‘ al divulgar que Nisman tenía 1,73 gramos de alcohol y apuntar que era una cantidad equivalente a ‘un estado de embriaguez elevado‘.  Infojus rectificó y aclaró que el alcohol se encontraba en el estómago, ‘no llegó a metabolizarse‘ y ‘es poco probable el estado de embriaguez‘.

La jueza aprovechó también para denunciar que no se informó a la familia de su derecho a participar con sus propios peritos de parte en la autopsia, una posibilidad que "sin duda hubiera contribuido a enriquecer el proceso pericial en miras a la búsqueda de la verdad".

La ausencia de peritos de parte en la autopsia "derivó en que conclusiones parciales, precipitadas y equivocas hayan sido funcionales a la intención del o los homicidas, contribuyendo a su impunidad o retardándola en el mejor de los casos", lamentó. 

Tags relacionados
Noticias del día